Romántica atmósfera, impecable servicio, avanzadas instalaciones… Cierto, todos estos calificativos podríamos atribuírselos a la mayoría de los hoteles de lujo. Pero, creédme, aquí no son sólo absolutamente merecidos sino que se me antojan cortos.

Porque la verdad es que en Anantara Rasananda Ko Phanghan Villa Resort & Spa cada detalle está concebido para ofrecernos una delicada sensación de relax y bienestar, desde las habitaciones, hasta el spa, con su amplia variedad de tratamientos y masajes.

Ya desde el mismo instante que cruzamos el umbral de la entrada, uno se da cuenta que se encuentra en un emplazamiento único, en una de las zonas más emblemáticas de la isla tailandesa de Ko Phanghan. Satisfechos los habituales trámites de riigor del check in, la gran virtud de este hotel es que te obliga a olvidarte de los problemas cotidianos.

Y es que, no solo el hotel es un templo de relax. La propia isla, Ko Phanghan, es un paraíso. Tranquila, agradable, al más puro estilo tai. En fin, una isla de ensueño.

Puro mar. Pura vida. Anantara Rasanda Ko Phanghan destaca por el lujo y la privacidad de sus 64 villas, todas ellas con su piscina privada, sus instalaciones y, cómo no, por la excelente oferta gastronómica que se puede degustar en cualquiera de sus 4 restaurantes, desde platos internacionales hasta la más exótica cocina asiática

Otro de los buenos servicios que ofrece el hotel es el amplio abanico de actividades de ocio, deporte y entretenimiento que se organizan cada día.

En fin, Anantara Ko Phanghan está especialmente diseñado para dar la bienvenida a su cada vez más exclusiva clientela, y es una excelente alternativa para, especialmente, las parejas que buscan un entorno privilegiado en el que descansar y recuperar junto al mar las fuerzas perdidas durante el invierno., y para el turismo familiar, puesto que aquí se encuentran todo lo necesario para el disfrute tanto de mayores como de los más pequeño de la casa.

MÁS INFORMACIÓN
www.anantara.com
www.turismotailandes.com