Dejando a un lado el sky, siempre he ligado que subir a Andorra era solo una excusa para ir de compras. Sin embargo, Andorra, que está cambiando su modelo turístico para adaptarlo a todas las estaciones, tiene también en verano mucho más que ofrecer para disfrutar de su naturaleza en familia. Un sinfín de actividades que no tienen nada que ver con el shopping.

En nuestro último viaje hemos tenido el privilegio de alojarnos en el HOTEL  Golden Tulip Andorra Fènix  4*  , del grupo familiar DAGUISA HOTELS. Un auténtico privilegio, sin duda, por un lado por su exquisito trato con los clientes, su rica gastronomía (con un servicio de restauranción de calidad),

Sobre cocina: Narcis Allué es el chef ejecutivo del grupo. Nada se sirve en la mesa sin su consentimiento

su perfecta ubicación (en Escaldes-Engordany, que destaca por su amplia oferta cultural y de ocio), su sala wellness (donde una especutacular zona de aguas y serivicio de masajes combinan de manera perfecta el bienestar con el turismo o el trabajo), y, desde luego, sus habitaciones.

Efectuado el checking nos disponemos a llegar al primer pueblo, Sant Julia de Lòira, donde un gran letrero advierte de la presencia de un parque de aventuras: Naturlandia (www.naturlandia.ad).

Un gran parque con numerosos circuitos de aventura y senderismo (bicletas, motos, tirolinas, tiro al arco…). La atracción estrella de Naturalandia es el tobotronc: cinco kilómetros de vertiginoso descenso por un bosque de ensueño. En fin, algo parecido a un trineo de nieve que, gracias a un complejo circuito de vías de acero, dicen que es el tobogarn alpino más largo de Europa. Un delicia, tanto para los más pequeños como para los mayores, creánme.

No muy lejos, apenas cinco kilómetros, está el parque de animales. Aqui están algunos de los animales que habitan por la zona: osos, lobos, ciervos… La visita puede hacerse con guías expertos lo que ayuda a nuestros pequeños a entender detalles sobre la vida de éstos. Una experiencia muy divertida.

Por la tarde/noche propongo dos opciones más: por un lado el archiconocido centro termal de Caldea, un auténtico paraíso donde el agua termal premia con todos sus dones a quien lo visita; y por la noche nada como visitar el nuevo y magnífico espectáculo del Cirq du Soleil. Espectacular. Por cierto pueden contratarse entradas en el mismo hotel…

DÓNDE DORMIR. En Andorra, el medio urbano y el natural se encuentran estrechamente relacionados. Este motivo DAGUISA HOTELS ofrece a los clientes la posibilidad de vivir una experiencia totalmente urbana entre montañas.

Los establecimientos urbanos del grupo disponen de una excelente ubicación, todos muy próximos a Caldea.

También el grupo está presente en Grandvalira, junto a las ìstas de esqui.

Más información: DAGUISA HOTELS