foto 7

Hay lugares bellos, realmente bellos. Y éste es uno de ellos:  El hotel Angsana Velavaru , en el océano Índico, se encuentra cerca del Ecuador y ofrece una increíble luz natural. Por esta razón puede uno aprovechar al máximo los largos y cálidos días y disfrutar de una amplia gama de actividades.

foto 1

¿Cómo es un día cualquiera en este hotel de lujo? Ahí van algunas sugerencias:

DURANTE EL DÍA

Desayuno con champán en la villa. Despierta una hermosa mañana con un desayuno preparado en la comodidad de la villa: tostadas, bacon, huevos… lo que quieras antes de terminar con una copa de champán.

6

Masaje Siam en la playa. Siéntete tratado como la realeza con un tratamiento de masaje Siam inspirado en la hospitalidad y las técnicas tailandesas. Esta sesión en la playa se realiza en áreas en privado para que puedas sentir el contacto con la naturaleza.

Avistamiento de delfines. Diviértete en un viaje en catamarán para acercarte a los delfines. Es fácil encontrarse a una familia de estos mamíferos jugando con las olas.

Sit-Down hydrofoil. El deporte acuático más nuevo y emocionante. Surfear las olas estando sentado en una silla sobre la tabla es toda una experiencia llena de emoción.

foto 2

Canoa con fondo de cristal. Estas canoas proporcionan una diversión extra al tener una clara visión de la vida marina gracias a los paneles de vidrio instalados por debajo de la línea de flotación.

POR LA NOCHE

Noche Bodu Beru. Es el estilo más popular de música y danza de Maldivas, disfrutado tanto por jóvenes como por personas mayores. Los músicos del resort despiertan el ritmo en el cuerpo. haciendo que te contonees y te alejes de la timidez.

Buceo nocturno. Sumérgete en las profundidades oscuras del mar con linternas resistentes al agua para ver el espectáculo de la vida nocturna bajo el agua. Una de las recomendaciones es apagar la luz para contemplar los organismos brillantes en la inmensidad de océano.

foto 3

Observar las estrellas. Descubre los secretos celestes al caer la noche. Lasestrellas, la luna y los planetas se pueden divisar con facilidad con un telescopio o con prismáticos desde la playa o desde la tranquilidad de tu villa privada.

 Pesca. ¿Por qué no pescar tu propia cena mientras escuchas el sonido de las olas y sientes la brisa marina en la puesta del sol?

foto 4

Cena romántica en la playa. Nada como una cena romántica para dos a la luz de las velas en la playa. Una barbacoa con la que disfrutar del aroma de las carnes y maricos a la parrilla, todo ello acompañado de una copa de vino.

foto 5

¿Hay alguna forma mejor de disfrutar de la vida?

Más información en:  http://www.angsana.com/es/em-maldives-velavaru