Así es, efectivamente. Esta antigua plataforma petrolera situada en el mar de Célebes, entre Borneo, Filipinas e Indonesia, se ha convertido en un lugar privilegiado para entregarse en cuerpo y alma al buceo. El hotel está en Sipadan, un parque nacional donde sólo se permite practicar el buceo a 120 personas al día.

Llegar es fácil: hay volar a Kuala Lumpur y allí tomar un avión hasta Tawau y llegar por carretera al puerto de Semporna, donde se coge el bote que te acercará a la plataforma.

El precio de tres noches es de 500 euros.  Pero vale la pena: El hotel es un cinco estrellas con todas las comodiades y lujos. Una vez allí, espera uno de los mares más espectaculares del mundo.

hotellujoplataformapetrolifera

MÁS INFORMACIÓN: www.seaventuresdive.com