Situada al noreste del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, por debajo de Agua Amarga, la Cala de Enmedio es una playa completamente virgen. Suficientemente escondida para no atraer al turismo masivo y sin duchas, papeleras o construcciones que mancillen su pureza. Apenas llegan los coches hasta allí. Es digna de visitar con frío y calor. Tanto para hacer senderismo por sus montes como para bañarse en sus aguas turquesas o saltar al mar desde sus rocas.

Cercana a ella se encuentra la Cala del Plomo. También rocosa y con playa de ajedrez, por el blanco y negro que pintan las piedras en la arena. Hermosa, pero menos espectacular. Destacan sus múltiples pozas, dibujadas en la roca por la erosión. Jacuzzis naturales de piedra. Eso sí, se encuentra en una zona más accesible en coche.

De ahí nuestra propuesta: una excursión que te llevará de la Cala del Plomo a la Cala de Enmedio. Aparcar en la primera y emprender una aventura entre montañas hasta descubrir la segunda, unos 20 minutos después. Una ruta fácil y sin muchas cuestas. Dale al play y descubre dos de las playas más maravillosas de Almería. ¡Bienvenido a esta aventura!