Descolgarse haciendo rápel por desfiladeros rocosos de treinta metros, surfear por las dunas del desierto o andar entre cascadas por un paisaje árido. Israel es un destino cargado de historia, repleto de escenarios simbólicos para la religión y habitado por un cóctel de culturas. Pero también tiene una faceta salvaje, capaz de vaciar de adrenalina al más loco aventurero. Una experiencia más cercana de lo esperado, a poco más de cuatro horas de avión, convirtiéndose en un buen destino incluso para escapadas cortas.

Ponte ropa cómoda, cálzate las deportivas, átate los arneses a la cintura o toma tu tabla de surf. Abre la mente y no te cierres a nuevos retos. La emoción y el paisaje hará el resto en estos planes de turismo activo en Israel.

Senderismo en Ein Gedi

Extensiones infinitas de tierra, ni rastro de vegetación y un clima tan seco como cálido. Por raro que parezca, enmedio de este panorama se encuentra el Parque Natural de Ein Gedi, un oasis de manantiales de agua, cascadas y pequeñas lagunas. Un jardín del Edén que puedes descubrir haciendo una ruta de senderismo.

Cuenta la Bíblia que en este paraje del desierto de Judea, cercano al Mar Muerto, se escondió David del Rey Saúl mil siglos antes de Cristo. Una de las rutas conduce a la cascada que lleva su nombre, probablemente la más espectacular del parque. Un recorrido de una hora que permite parar por el camino a refrescarse en los dos saltos de agua que bajan del monte.

En jeep por el desierto de Judea

Explorar el desierto acompañado de algún beduino, sus sabios habitantes, resulta una experiencia magnífica. Mucho ha llovido (¡tormentas de arena, en este caso…!) desde que estos nómadas pobladores dejaran a un lado a camellos y burros como transporte rey. Ahora recorren los arenales a lomos de un cómodo 4×4 y enganchan al viajero con sus sabios conocimientos.

¿Qué hacer si uno se pierde por el desierto? ¿Cómo protegerse del sol sin disponer de potingues químicos? ¿Dónde refugiarse si la noche sorprende al caminante? O, ¿cómo preparar un lecho calentito donde combatir las frías noches invernales? Para cada una de estas preguntas tenía Barak, nuestro guía en el desierto de Judea, una respuesta. Explicaciones que soltaba entre curva y curva, a toda velocidad y escalando las paredes rocosas a cuatro ruedas, con las puertas laterales en paralelo al árido suelo blanquecino y las vistas por la ventana de la tierra que antaño el Mar Muerto bañó.

Rápel en el Néguev

Una de las aventuras más salvajes y memorables que ofrece Israel es descolgarse por las paredes rocosas del desierto. Vistas de pájaro y adrenalina a flor de piel durante una mañana de rápel en el cráter Ramon, un espacio muy particular en la cima del Monte Néguev.

Casco en lo alto, cinturón de arneses en la pelvis y una explanada infinita de roca y arena amarillenta a los pies. Unas condiciones de lo más seguras y atractivas para vivir una experiencia única. Si cuentas con profesionales cualificados, como Adam Sela, no tienes por qué temer. Tú marcas el límite.

O explorarlo en segway o bicicleta

Si no te van las emociones fuertes, también puedes descubrir el desierto con otras actividades de turismo activo junto a Beresheet Hotel. Los más atléticos disfrutarán haciendo rutas en bicicleta por los alrededores de la localidad de Mitzpe Ramon, el mismo recorrido que podrán hacer los que prefieran el segway. Dos maneras divertidas de explorar la zona y descubrir las vistas espectaculares del desierto que ofrece cada rincón.

Surf en las dunas del desierto

¿Te atraen las largas cabelleras rubias, las figuras enfundadas en neopreno y las tablas de surf que cabalgan las olas? Y, ¿qué pasaría si te dijera que puedes cambiar los bañadores por pantalones, el agua por arena y las olas por dunas? La idea te llama la atención, ¿verdad? No es para menos, pues se trata de una de las experiencias más populares del momento: el sandboarding. Se hace en México, Dubái, Perú y también en Israel.

Concretamente, deberás llegar hasta la zona del desierto del Néguev cercana a Haluza, la única zona donde el paisaje rocoso se transforma en grandes dunas de arena fina. Pendientes ideales para dejarse caer haciendo equilibrios sobre una tabla de madera sin caerse. Algo más fácil de lo que pueda parecer. Puedes asegurar la jugada lanzándote sentado o probar suerte de pie. Sea como sea, prepárate para vivir una experiencia extremadamente divertida con Dror BaMidbar.

MAPA

CÓMO LLEGAR

Hay vuelos directos desde Barcelona y Madrid a Tel Aviv con El Al Airways.

DÓNDE DORMIR

Leonardo Plaza Hotel Dead Sea

Dirección: Neve Zohar, 8693000 Totes Meer

Telf: +972 (8) 955 3333

Email: reservations.leods@leonardo-hotels.com