DESDE SU CREACIÓN HACE MÁS DE DIEZ SIGLOS, LOS MAYAS HICIERON DE COPÁN UNA CIUDAD QUE ACABÓ SIENDO LA ATENAS O PARIS DEL NUEVO MUNDO

 

La mañana que me pongo camino a Copán, una nubecilla de loritos verdes revolotea frente a mí, se detiene un instante en el tiempo, y desaparece chillando hacia la selva. El aire es fresco y tan vigorizante que hincha mis pulmones de infinita gratitud por lo que acabo de ver. En América Central todos saben que ver volar un loro trae suerte, pero una bandada entera es señal de valor e inspiración. Un regalo para tu vida. Y éste llega en el momento y lugar adecuado.

foto 10

Honduras

Mientras avanzo por el sendero peatonal  que me lleva a la ciudad maya de Copán, pienso en la Ruta Maya y en el poder de sugestión que ésta siempre ha tenido sobre mi y tantos otros mortales. Alrededor del 250 d.C., durante el periodo conocido como el preclásico, la primera cultura mesoamericana que podemos estar seguros de llamar maya asumió ideas de sus pueblos vecinos, le añadió sus propios ingredientes, y de esta manera floreció una de las civilizaciones más brillantes de la humanidad en la cerrada e inhóspita selva tropical de América Central.

foto 8

Ya en el siguiente período clásico, los mayas desarrollaron durante casi seis siglos una dinámica y sofisticada compuesta de nobles, sacerdotes, escribas, artesanos, guerreros y campesinos, habitando ciudades gobernadas por dinastías hereditarias. Desde la península de Yucatán y los estados de Chiapas y Tabasco en México, hasta Belice, Guatemala y las zonas noroccidentales de Honduras y El Salvador, los mayas produjeron una asombrosa cultura que duró tanto tiempo como el Imperio Romano.

foto 3

Los mayas vivían según un calendario igualito al nuestro, desarrollaron el concepto del cero en matemáticas, predecían los eclipses de Sol y la Luna sin haber oído hablar jamás de Aristóteles, y calcularon el movimiento de Venus con un error de sólo 14 segundos al año. Veneraban el jaguar, el venado, la serpiente y el árbol de la ceiba, como símbolos máximos del poder que otorgaban a la madre naturaleza; y eran ávidos practicantes del sacrificio humano. Y por último, nos dejaron un apabullante legado arquitectónico con más ciudades que en el Antiguo Egipto. Ciudades mayas como Chichén Itzá, Uxmal, Tulum, Tikal o Palenque nos dejan sin respiración, porque a la sombra de sus lejanos parajes , nos enfrentamos cara a cara con un mundo cuya sabiduría nos sobrepasa.

A Copán se la considera una de las ciudades más espléndidas de la Ruta Maya pues en el cenit de su esplendor , entre los siglos V y IX de nuestra era, alcanzó logros artísticos y culturales  que no fueron igualados por ninguna otra ciudad mesoamericana. Representa la culminación del arte maya y es, junto a Tikal, en Guatemala, la mayor fuente de información para conocer su antigua civilización. En 1980 la UNESCO declaró a Copán Patrimonio de la Humanidad.

foto 2

HACIA EL YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO

Al llegar al recinto arqueológico de Copán se me eriza el pescuezo. Sobre el valle, una familia de grullas blancas vuela en formación hacia oriente. Sé que estoy a punto de iniciar un extraño viaje -toda una regresión- y me apresuro a su encuentro. Naturalmente me equivoco y elijo para empezar un sendero que se usa de regreso.Al final de éste, tras pasar varias estructuras y subir por una escalera vertical, me sobrecoge la visión. Copán se extiende hermosa como nada en el entorno solitario y rabiosamente verde de su valle.

Mayan ruins at Copan.

En la cúspide de su prosperidad, Copán cubría 24 kilómetros cuadrados y albergaba a más de 20.000 personas. Los arqueólogos han encontrado en ella una secuencia dinámica de 16 reyes, que empieza con Yax Kuk Mo el 426 d.C. y acaba con U Cit Tok el 820 d C. Sus gobernantes más distinguidos fueron los reyes Decimoctavo Conejo -artífice de las mejores estelas- y Humo Caracol, quien construyó la Escalinata de los Jeroglíficos, con el texto maya más largo esculpido en piedra.

foto 12

foto 1

Decimoctavo Conejo conoció una muerte trágica. Fue capturado por su rival, el rey Cielo Cauca de Quiriguá (Guatemala), y éste mandó cortarle cabeza el 738 dC. La última fecha grabada que se conoce en Copán data del 822. Posteriormente ninguno de sus reyes evitaría su decadencia. Se calcula que arredro del 1200, la ciudad real de Copán fue vencida y engullida por la selva.

foto 7

Un trueno rasga el cielo y yo miro asombrado hacia el horizonte. Una bandada de consignas vuela sobre la plaza y se esconden con su canto de cristal en el bosque. Los jardineros del parque dicen a un vaquero que se apresure.  Son las cuatro de la tarde y el recinto va a cerrar. Y mientras me dirijo hacia la salida y a la carretera que me llevará de regreso al mundo presente, no dejo de oro un zumbido extraño y obsesivo. No dejaré de oírlo durante toda la noche, y cuando despierto a la mañana siguiente, permanece en mis oídos. Tenue y mágicamente.

guia


CÓMO IR

Se vuela hasta San Pedro Sula. Varios autobuses cubren los 170 kilómetros que separan San Pedro Sula de Copán.  Si estás en Guatemala, varias compañías aéreas locales te acercarán de Ciudad Guatemala a Copán.

CUÁNDO IR

La mejor época es durante la estación seca, de noviembre a mayo. Para entrar en Honduras sólo es necesario pasaporte en vigor.

El parque arqueológico está a 1 kilómetros escaso de la población propiamente dicha llamada Copán Ruinas, con sus hoteles y servicios.

Honduras

En Copán Ruinas están los mejores alojamientos. Nuestra sugerencia es: Plaza Copán (casa colonial sitiada en el centro); Hotel Marina Copán (hotel lujoso en Copán Ruinas)

Para comer, los mejores restaurantes también están en Copán Ruinas

www.iht.hn