¿Quién dijo que durante el confinamiento no podríamos descubrir y visitar nuevos destinos? ¿Te imaginas viajar a Chile con un solo clic en tu teléfono y desde tu sofá? La aplicación Chile 360º, totalmente gratuita, cuenta con más de 100 contenidos y es una invitación a disfrutar un territorio de extremos y vivir experiencias, como escalar el volcán Villarrica, tirolinas en Pucón, recorrer el Desierto de Atacama o descubrir los misterios de la Isla de Pascua. La aplicación puede usarse con las gafas de realidad virtual y permite la descarga para disfrutar sin necesidad de internet.

https://www.appchile360.cl/

Saltándonos las enormes distancias del país más largo del mundo, con sus más de 4.000 kilómetros, de norte a sur empezamos nuestro viaje en uno de sus paisajes más extremos. Las extrañas formaciones rocosas y los colores del Valle de la Luna es uno de los escenarios imperdibles del Desierto de Atacama al noreste del país. O el Valle de la Muerte, donde sus interminables dunas nos ofrecen las mejores estampas de uno de los desiertos más áridos del mundo. ¿Necesitas más emoción? ¿qué tal practicar el sandboard en el desierto? ¿Sobrevolarlo en globo?

Desierto de Atacama

 

No podemos dejar el norte sin ver los Geyser del Tatio en las primeras horas de la madrugada, o el Salar Aguas Calientes, rodeado de piedras de color rojo intenso, o la espectacular Portada de Antofagasta, uno de los monumentos naturales más icónicos del país. Y, por supuesto, no puedes continuar viaje sin mirar a las estrellas desde alguno de los tres observatorios astronómicos del norte de Chile: Observatorio Paranal, Observatorio La Silla y ALMA.

Geiseres del Tatio

 

Y de un desierto a otro, pero de hielo y nieves permanentes, y sin jetlag: nos vamos a la Patagonia. Equipados con buenas zapatillas nos aventuramos en el Parque Nacional de las Torres del Paine, una de las más bellas reservas de la Biosferacon sus alta montañas, aguas turquesas de los glaciares, témpanos de azul brillante, las 3 torres de granito que dan nombre al parque, y sus cimas con forma de cuernos, los Cuernos del Paine. Nos regodeamos un ratito en las Capillas de Mármol, una serie de cavernas esculpidas en el Lago General Carrera que nos dejan sin aliento. Sin duda, un espectáculo natural de los más alejados del mundo.

Torres Del Paine

 

Y hablando de sitios remotos. ¿Qué tal un salto a Isla de Pascua? Paseamos por Ahu Tongariki, al amanecer para ver cómo reciben al sol sus monumentales “moais”. Hay más de 900 de estas estatuas monumentales construidas entre los siglos XIII y XVI. Recorremos la isla en bote y nos maravillamos con sus mágicos paisajes.

Isla de Pascua

 

Y aún nos queda la zona sur del país con sus lagos y Volcanes. ¿Te apetece descender las nevadas laderas del Volcán Osorno o hacer tirolinas en Pucon?  Trekking por los frondosos bosques y las cascadas del Parque Nacional Huerquehue o conocer los lobos marinos que habitan la Costanera de Valdivia. No dejes la zona sin un salto a la Isla Grande de Chiloé, tierra de mitos, leyendas y tradiciones.

Isla Chiloé

 

En la zona centro del país podemos visitar Valle NevadoViña, o la capital mundial del surf, Pichilemu, el Archipiélago de Juan Fernández, isla de piratas y tesoros. Y dejamos el país deleitándonos con el atardecer de la capital, Santiago de Chile, tras visitar sus monumentos más espectaculares como la Catedral Metropolitana, el Museo Nacional de Bellas Artes, con más de 100 años de historia, o el distrito financiero de Santiago, donde se ubican los rascacielos más grandes de Sudamérica. Y lo bueno, es que no tenemos que volver a casa, porque seguimos en nuestro sofá.