La visita que hará el papa Francisco a Fátima los días 12 y 13 de mayo de 2017, con el fin de poder conmemorar el centenario de las apariciones va a conseguir atraer a dos millones de visitantes más al santuario luso.

Fátima va a pasar, así, de seis millones de visitantes a ocho millones en un año, dato que viene a subrayar el potencial del turismo religioso en Portugal, tal y como expuso en un encuentro con corresponsales extranjeros la secretaria de Estado de Turismo de Portugal, Ana Mendes Godinho.
Portugal quiere ahora promocionar los llamados Caminos de Fátima, ruta que consta de cuatro tramos que van desde Lisboa hasta Santiago de Compostela, en España, lo que convertiría a esta localidad portuguesa en un destino para todo el año.