Valle del Loira, el jardín de Francia

 

Por Enrique Sancho y Carmen Cespedosa

Leonardo da Vinci, genio entre genios

Hace 500 años moría en el castillo del Clos Lucé, en pleno Valle del Loira, Leonardo da Vinci uno de los grandes genios de la historia mundial y, junto con Miguel Ángel y Rafael, la figura más representativa del Renacimiento, un movimiento nacido de la Toscana italiana que llegó a Francia de la mano de Carlos VIII y Francisco I. Fue precisamente la estrecha relación entre Francisco I y Leonardo lo que movió a éste a trasladarse a Francia, donde pasaría los últimos tres años de su vida, muriendo en su habitación de Clos-Lucé y siendo enterrado en el claustro de la colegiata de Saint Florentin en el Castillo Real de Amboise, aunque su sepultura será trasladada tiempo después a la capilla de Saint-Hubert en el Castillo Real de Amboise.

Tumba Leonardo. Castillo de Amboise

“Leonardo no vino a Francia como un jubilado –opina Christelle de Crémiers, vicepresidenta delegada de Turismo, Territorio y Alimentación del Consejo Regional de la región Centro-Valle del Loira. En efecto, vino a Amboise en 1516 a petición de Francisco I con quien tenía una gran relación y llegó con un encargo preciso y en un acto de confianza total en él. De hecho, el Castillo Real de Chambord se considera que fue diseñado por Leonardo y comenzó a construirse el mismo año de su muerte. Francisco I y más tarde Catalina de Médicis que sería reina consorte de Francia como esposa de Enrique II, fueron figuras fundamentales para el desarrollo del Renacimiento en Francia.”

Castillo Real de Chambord, diseñado por el propio Leonardo

La coincidencia de estos tres aniversarios: la muerte de Leonardo el 2 de mayo de 1519, el inicio de la construcción del Castillo de Chambord ese mismo año y la conmemoración del Renacimiento,  ha movilizado a la región de Centro-Valle del Loira a una celebración sin precedentes que cubre todo tipo de actos. En el programa: exposiciones, nuevos espacios, simposios científicos internacionales, visitas y rutas patrimoniales, publicaciones y soportes audiovisuales, creación y difusión de obras artísticas, acciones de mediación, talleres, proyectos técnicos y científicos, propuestas digitales…

Escenografía en Valle del Loira. Muchos actos y exposiciones se celebran ahora

Gracias a la excepcional colaboración de todo el territorio, se propondrán más de 500 eventos a cargo de los principales sitios patrimoniales y de los agentes de los sectores de la cultura, del patrimonio y del turismo, de las ciencias, de la economía y del medioambiente, para un año de celebración, descubrimiento y efervescencia.

Un genio polivalente

A sus 64 años Leonardo trajo consigo obras prestigiosas como la Gioconda, San Juan Bautista y Santa Ana, así como cuadernos, manuscritos y notas que había acumulado a lo largo de su vida. Francisco I le nombró «primer pintor, ingeniero y arquitecto del rey» poniendo a su disposición el Château du Cloux (actualmente Castillo del Clos Lucé) situado a dos pasos del Castillo Real de Amboise, además de asignarle una renta que le permitía vivir y crear sin limitaciones.

Autoretrato del genio

El Valle del Loira, conocido como «Jardín de Francia» desde finales de la Edad Media hasta principios del siglo XVII, sus ciudades y castillos conformaban el lugar de residencia principal de los Reyes de Francia. Debido a esta historia política, cultural y patrimonial tan rica, la Región Centro-Valle del Loira es la cuna del Renacimiento en Francia.

Valle del Loira. Castillo de Villandry

En el Castillo del Clos Lucé, Leonardo da Vinci vivió rodeado de sus alumnos, recibiendo a importantes personalidades del reino, embajadores y amigos artistas. Allí practicó múltiples disciplinas: la pintura, la arquitectura, la filosofía y la escenografía.

Escenificación de la vida de Leonardo anttre el castillo de Ambois

“Leonardo fue muy feliz en Francia, cosa que no le ocurrió en su Italia natal –opina el televisivo Christian Gálvez, experto mundial en la figura de Leonardo y el Renacimiento, autor de media docena de libros sobre estos temas y comisario de una amplia exposición que se puede ver en Madrid en la Biblioteca Nacional y el Palacio de las Alhajas, escenario en el que Atout France presentó su proyecto ¡Viva Leonardo da Vinci 2019!-. Leonardo llegó a Amboise fracasado y triste porque fue ilegítimo, iletrado, con altas probabilidades de ser disléxico, bipolar, con déficit de atención, acusado injustamente de sodomía… Y a pesar de eso nunca se rindió. Pero fracasó en Florencia, en Milán, en Venecia, en Roma y sufrió lo que sufren los jóvenes hoy en día: fuga de cerebros. Se tuvo que ir a Francia.

No fue una mala elección: Leonardo eligió para vivir la región del río Loira

Christian conoce bien a Leonardo, le admira pero le pone en su lugar: “La gente piensa en el Renacimiento y piensa en Leonardo por encima de Miguel Ángel, pero la gente no sabe que el 50% de sus obras no las terminó, que el 50% de sus inventos no eran suyos, que otro 25% no funcionaban… Y no es menos genio por ello.”

Diseños donde se describen diversas obras de Leonardo

Las muestras de esta genialidad y el prestigioso legado del Renacimiento, tanto material como inmaterial, así como sus ilustres personajes serán los grandes temas de este año de celebración y podrán verse en las exposiciones y actos que Centro-Valle del Loira tiene previsto presentar en los próximos meses, repartidas en cuatro grandes temas Patrimonio & Historia, Ciencias & Innovación, Arte & Cultura y Gastronomía & Buen Vivir

Una región muy vital

Este movimiento renacentista intelectual y artístico nacido en la Italia del Quattrocento llegó a Francia y más concretamente a la Región Centro-Valle del Loira gracias a Carlos VIII y Francisco I. Por voluntad de estos soberanos, artesanos, paisajistas de jardines, arquitectos y artistas, todos ellos italianos, transformaron las ciudades así como los campos del Valle del Loira mediante la construcción de castillos, iglesias, edificios públicos, casas solariegas, viviendas y mansiones. Así fue como el Renacimiento, nueva forma de vivir y nuevo arte de construcción, hizo que el territorio de la actual Región Centro-Valle del Loira experimentara un desarrollo sin precedentes y se cubriera de construcciones que aún a día de hoy son motivo de orgullo para Francia. Esto se lo debemos en particular a hombres como Leonardo da Vinci y Benvenuto Cellini.

Castillo de Chenonceau

Castillo de Azay le Rideau. Toda la región del Loira es un orgullo para Francia

La excepcional programación de 2019 es fruto de un impulso territorial sin precedentes nacido con la vocación de entablar un diálogo entre las épocas y los grandes temas del Renacimiento. Esta programación duradera y ciudadana, que asocia manifestaciones festivas y populares a las exigencias del rigor histórico y científico, está inspirada en la efervescencia del Renacimiento, el genio de Leonardo da Vinci y las ideas contemporáneas, como el humanismo, la universalidad o incluso la utopía y las revoluciones actuales. Este conjunto de eventos y manifestaciones permite elaborar destinos y recorridos para todos, desde el aficionado hasta el especialista en las artes, la cultura, las ciencias o incluso el arte del buen vivir.

Entre los jardines del Castillo de Amboise

 

Más información:
https://es.france.fr/es/
www.regioncentre-valdeloire.fr
www.valledelloira-francia.es/
www.vivadavinci2019.fr

Cómo ir y alojarse
Hay varias ciudades en la región a las que se puede volar desde España, como Nantes y Orleans, aconsejamos consultar los buscadores que recomendará la mejor opción. También hay muchas y variadas propuestas de alojamientos desde los súper lujosos a otros más económicos, incluso alojamientos rurales muy atractivos. Lo mejor es consultar el potente buscador de hoteles hotelscan.com