Hasta hace unos años –no muchos– subir a Andorra en verano era solo una excusa para ir de compras. Sin embargo, el llamado ‘pequeño país de los Pirineos’ tiene hoy día muchísimo más que ofrecer para disfrutar de su naturaleza en familia. Un sinfín de actividades que no tienen nada que ver con el shopping.

Pekepark de Pal (Vallnord)

Pekepark de Pal (Vallnord)

Nada más cruzar la frontera hispano-andorrana y llegar al primer pueblo, Sant Julia de Lòria, un gran letrero advierte de la cercana presencia de un parque de aventuras: Naturlandia (www.naturlandia.ad). Su atracción estrella es el Tobotronc, el tobogán de naturaleza más largo del mundo, con 5,3 kms de raíles que serpentean entre un bosque de pinos. De ellos, 1,7 son de relajada subida, casi en vertical, y 3,6 de frenético descenso. Para los más pequeños hay un baby park, ponis, camas elásticas y castillos hinchables. Los adolescentes lo pasan en grande conduciendo buggies; ‘volando’ por los aires con su tirolina de casi 200 metros de largo; o emulando a Tarzán en el Airtrekk, una gigantesca estructura 13,5 metros de altura con puentes colgantes, cuerdas y pasarelas. También pueden emular a Robin Hood en su campo de tiro con arco. Y para los adultos hay una parte del bosque habilitada para el Paintball, una batalla con bolas de pintura.

Tobotrunc (Naturlandia)

Tobotrunc (Naturlandia)

POR LOS VALLES DEL NORD
De nuevo en ruta, en Escaldes-Engordany la carretera se bifurca en dos direcciones: al oeste, Vallnord; y al este, GrandValira. El punto de partida de Vallnord (www.vallnord.com) es La Massana. Allí hay un tren turístico que realiza diversos recorridos, como la Ruta del Hierro que incluye una visita a La Farga Rosell (www.fargarosell.ad), forja hidráulica del siglo XIX y a la mina de Llorts, con su galería de 30 metros. Vallnord tiene su Mountain Park dividido en tres sectores. El de Pal es ideal para las familias con niños. Castillos hinchables, piscinas de bolas, camas elásticas, jumping, tiro con arco, tirolina y karts eléctricos transforman su pista verde invernal en un pekepark. Pero, además, Pal acoge un fascinante bike park donde los expertos bikers demuestran sus habilidades en el ‘four cross’ (circuito con obstáculos), en los tres recorridos de ‘cross country’, en los 19 de descensos, en su circuito de enduro, en su wood park (pasarelas y saltos) o en su área de bike trial. Hay un mini bike park para principiantes.

Barranquismo en Canillo

Barranquismo en Canillo

Quienes prefieran la comodidad de las cuatro ruedas pueden optar por alquilar un quad, un boggie o un 4×4 para dar pequeños recorridos por Pal o el Coll de la Botella (Seturia); o para tomar un libro de ruta bien señalizado y descubrir apasionantes itinerarios como la Ruta de las Guerras Carlistas (115 kms) o la Ruta de los Contrabandistas (37 Kms), que cruza el paso fronterizo natural del Port de Cabús hacia España. Para los amantes del senderismo, en Arinsal hay rutas que llevan hasta el Pic Negre (2.568 metros), el lago de las Granotas o el Comapedrosa (2.942 metros). Hasta el refugio de este pico, el techo de Andorra, también puede llegarse a caballo en excursiones con guía que atraviesan paisajes idílicos.

Rutas en quad (Vallnord)

Rutas en quad (Vallnord)

Paseos a caballo al Comapedrosa, Arinsal (Vallnord)

Paseos a caballo al Comapedrosa, Arinsal (Vallnord)

La oferta de Vallnord se completa con un tercer sector, Ordino-Arcalis. En Ordino puede visitarse el curioso Museo de la Minuatura Nicolai Siadristyi, con increíbles maravillas como escribir 120 discursos (150.000 palabras) de Kruschev dibujando con ellas su rostro. A pocos kilómetros, en Ansalonga, otra rareza: un Museo del Pin que exhibe 42.000 de estos diminutos adornos. Y en La Cortinada hay un ‘pitch-and-putt’ de nueve (hay otro junto a La Massana, Xixerella, de 18).
Este sector acoge también un parque natural, Sorteny, y una zona para iniciarse en las vías ferradas, en el bosc de Segudet. Al final de la carretera, La Coma (cota 2.200), hay nuevas emociones. Una es la sencilla ruta senderista que lleva a los tres lagos de Tristaina. En uno de ellos pueden realizarse prácticas submarinas, con guía. Otra opción es coger el telesilla de Creussans y levitar por unos minutos sobre el mágico circo montañero (cota 2.625) y admirar la majestuosa panorámica en el límite fronterizo de Andorra con Francia.

Senderismo en Creussans, Arcalis (Vallnord)

Senderismo en Creussans, Arcalis (Vallnord)

AL ENCUENTRO DE GRAND VALIRA
Retomando la encrucijada de Escaldes-Engordany en dirección Este iremos al encuentro de GrandValira (www.grandvalira.com). En el primer pueblo, Encamp, puede darse un paseo por el cielo con el Funicamp, un teleférico de 6 kilómetros que se recorren en 15 minutos hasta Solanellas (cota 2.500). Allí arrancan dos interesantes rutas de trekking: una para expertos, Vall del Cubil, que en 4 horas y media lleva hasta Grau Roig; y otra de nivel medio, Les Collades, que en 3 horas y media acerca hasta el Pic de l’Encampanada.
En Canillo, además de su Palacio de Hielo, se encuentra la zona más familiar, a la que se accede con el telesilla de El Forn. Allí hay paseos a caballo, jumping, tiro con arco, minigolf, tubbing (descenso en pneumáticos hinchables) y el devalkart, vertiginosa bajada en karts hasta el lago. En él se realizan paseos en piragua o patín. Y para los más intrépidos: puenting, con un salto de 15 metros desde el puente de Molleres; y una vía ferrada para expertos en el Canal del Grau. Hay otras dos, en Encamp (Bony d’Envalira) y Pas de la Casa (Coll dels Isards).
Grand Valira tiene también tu ‘territorio biker’, entre El Tarter y Soldeu. Para acceder a él hay que tomar el telecabina de Soldeu que lleva al Pla d’Espiolets (cota 2.250). Allí hay un circuito de módulos (troncos, rampas, peraltes, piedras, slalom…) y una zona de cross-country, para expertos, con algo más de medio centenar de kilómetros. En el pla d’Espiolets ofrecen una actividad especial para los niños: el Arapahoe, trineo de montaña tirado por perros. Y también acoge campo de golf más alto de Europa, con nueve agujeros y un par 34.

Bikepark de Pal (Vallnord)

Bikepark de Pal (Vallnord)

El Tarter dispone de un karting dirigido por Marc Gené con un circuito de 650 metros. Y entre El Tarter y Soldeu, un desvío hacia la Vall d’Incles lleva al lago glaciar de Juclar (cota 2.442), utilizado para la práctica del submarinismo de montaña. Siguiendo en dirección al túnel d’Envalira está el sector Grau-Roig. En él encontramos otra área infantil (con columpios, toboganes y puentes colgantes), más rutas de trekking y dos lagos. El Piolet permite practicar la pesca de truchas y el lago Pessons es perfecto para un relajante pic-nic.
Como guinda a nuestro periplo aventurero por Andorra, quien eche de menos el agua puede disfrutar de los placeres acuáticos en Caldea (www.caldea.com), un completísimo recinto termolúdico con una laguna interior y otra exterior, tazas de hidromasaje, cascadas de agua, jacuzzis, saunas, hammam, baños indo romanos… Y desde hace casi dos años: Inúu (www.inuu.com/es), un modernísimo wellness para sumergirse en un mundo de sensaciones que equilibran el cuerpo y la mente.

Caldea

Caldea

COMO IR
Desde Barcelona, por la A-2 hasta Cervera y seguir por Ponts y la Seu d’Urgell. Desde Lleida, por la C-14 hasta la Seu.

DÓNDE DORMIR
En Vallnord: Hotel Rutllan (Av del Ravell, 3. La Massana). Estilo chalet alpino, es muy acogedor, con un completo spa más tratamientos, billar y excelente restaurante. www.hotelrutllan.com

Hotel Rutllan

Hotel Rutllan

En GrandValira: Aparthotel Els Meners (afueras de Canillo). Ideal para familias, dispone de 17 apartamentos, con duchas hidromasaje, y cuadro bungalows para 2-6 personas, completamente equipados. www.elsmeners.com

DÓNDE COMER
En Vallnord: La borda de l’Avi (Crtra La Massana a Pal). Típica cabaña andorrana con sofisticada cocina creativa. Excelentes carnes a la brasa y pescado. www.labordadelavi.com .
En GrandValira: Roc de les Bruixes (Canillo). Fusiona la cocina de montaña con la de autor (Tel. +376/890-607)-

MÁS INFORMACIÓN
www.visitandorra.com