Pocas ciudades como Granada existen en el mundo, con una historia tan densa, tan plural y bien reflejada en sus calles y monumentos.