Kenia, Tanzania… Ambos sueñan y luchan por seguir adelante. Aquí la naturaleza y la concentración de fauna salvaje transmiten todo el poder del continente.