El emplazamiento es espectacular. La historia que lo envuelve, dramática. Masada se halla en lo más alto de los lugares de Israel cuya visita es inexcusable