Alojarse en el resort Vila Vita Parc es una experiencia que destila lujo y buen gusto pero que además hace sentir al huésped “como en casa”.