200 playas vírgenes de arena blanca donde los pinos llegan hasta el mar y un paisaje alpino del interior del territorio conforman un paisaje idílico digno de explorar