En esta fascinante isla aún existen numerosos volcanes activos que en cualquier momento podrían vomitar ríos de lava y ceniza.