Algunos la conocen como la Suiza con encanto: Lagos cálidos, montañas de ensueño, pueblos medievales, queso y chocolate. Ahí es nada…