Se acerca el verano y en Suiza las posibilidades son infinitas. Ya sea en las grandes ciudades o en las montañas, la naturaleza suiza no nos deja indiferente.