Ubicado en el corazón histórico de la ciudad portuguesa del vino por excelencia, Oporto, es el primer hotel vinícola de Portugal y un perfecto embajador de los mejores vinos portugueses.