En 2016, Zagreb fue elegida como mejor Destino Navideño de Europa, por European Best Destination. Lo mismo pasó en 2017 y ahora en 2018,  algo que no es de extrañar por el interés y trabajo que han dedicado sus responsables para convertir a la capital de Croacia en un auténtico Cuento de Navidad. Aquí podremos poner a punto el espíritu navideño que todos llevamos dentro gracias al ambiente en cada rincón de la capital. Uno de los escenarios más visitado es el Mercado de Dolac, sin duda aquí nuestro paladar rebosará de alegría mientras prueba los diferentes productos navideños de cada región. Uno de éstos dulces son los famosos Frijules. Por supuesto pasear bajo las alegres luces mientras disfrutamos de la bonita Catedral de Santa María de la Asunción ya es un lujo para todos los sentidos.

Zagreb, un año más mejor destino europeo

Muy cerca de Zagreb, a unos 60 km aproximadamente, es visita obligatoria la finca de la Familia Salaj en Grabovnica, un lugar de ensueño que comenzó cómo la ilusión de sus propietarios y que se ha convertido en todo un reclamo turístico digno de visitar. Las luces y la música nos deslumbrarán mientras volvemos a sentirnos niños de nuevo.

Ya desde los primeros días de Diciembre podremos visitar la Feria de Navidad que se encuentra en los aledaños de la Plaza Josipa Jelacika, famosa ya por su corona de adviento que rodea la fuente. Por supuesto los más pequeños pueden disfrutar del Tren de la Navidad y de la Pista de Hielo. Pero no sólo hay navidad en Zagreb, el adviento se palpa en cada rincón de Croacia, tanto en el interior del país cómo en la costa adriática.

Dubrovnik

Lugares cómo Dubrovnik albergan a miles de visitantes que se pierden en el gran Mercadillo de Navidad que comienza el 13 de Diciembre, festividad de Santa Lucía. Junto al Palacio Sponza podremos ver las preciosas figuras de luces que decoran las calles, las numerosos puestos callejeros en los que podremos adquirir bonitos recuerdos navideños y por supuesto degustar el famosos vino caliente mientras comemos algunos de sus típicos dulces. En Dubrovnik se celebra todos los años el famoso Concierto de la Orquesta Sinfónica de Dubrovnik y para los más deportitas tiene lugar la Carrera de Año Nuevo de los 10 kilómetros.

Navidad en Dubrovnik, todo un lujo

Conocidas son también las melodías que suenan durante éstas fechas por toda Croacia, las tradicionales canciones de las Klapas que nos sumergen en el ambiente navideño croata. Pero si además de Navidad queréis nieve, debéis visitar los Lagos de Plitvice, aquí se hallan las estampas más bellas de los lagos, quizá es una de las épocas en las que más bonitos se ven éstos lugares. Aunque hay que tener en cuenta la metereología para cerciorarnos de que los accesos están transitables para su visita.

Los productos más típicos de la Navidad varían en función de la zona geográfica, pero algunos son comúnes en toda Croacia, como los dulces elaborados con chocolates, galletitas de gengibre y manzanas, dicen que la manzana es símbolo de amor y que si un chico se la regala durante la noche buena a su pareja, le ofrecerá amor eterno. Durante éstos días nos ofreceran Sopa de bacalao, estofado de ternera llamado Pasticada, realmente sabroso, la Sarma, que es repollo relleno de carne y arroz o Krostule una especie de galletas  escarchadas. También, cómo en muchos lugares europeos podremos sentirnos atraídos por el olor de las castañas asadas mientras callejeamos entre las calles. Otros productos que nos cautivarán son las salchichas asadas en los puestos callejeros, así cómo las rosquillas, Prikle. Ya en el norte del país saborearemos  los Struklis, una especie de pasteles de queso que pueden ser dulces o salados y acompañados por una especie de mermelada de frutas.

El Famoso Krostule, uno de los dulces más tradicionales de la gastronomía croata.

Los sonidos de los villancicos se pueden escuchar en otros lugares cómo Split, en los que además de los mercadillos y ferias, podremos presenciar representaciones de belenes vivientes o patinar en pistas de hielo , todo ello disfrutando de un clima suave en invierno y con el mar Adriático frente a nosotros, todo un lujo al alcance de nuestra mano. Sin duda es una grata experiencia poder disfrutar de lugares cómo el Palacio de Diocleciano, Patrimonio de la Humanidad, totalmente iluminado con animados colores. Y ya fuera del Palacio, en la zona del muelle y puerto deportivo, veremos numerosas casetas llamadas Kucice, que se engalanan mostrando su artesanía y gastronomía.

Split

En Croacia se siente la Navidad intensamente, da igual el lugar que elijamos para disfrutar de éstas fechas, allí saben celebrarlo. En la Península de Istria, lugares cómo Pula, Osijek, Opatija, Rovinj u otras pequeñas localidades de la zona se esmeran en las decoraciones navideñas, y en ofrecer a los viajeros y habitantes las viandas típicas de la zona de Istria. Aquí la trufa es protagonista, por lo que encontraremos numerosas referencias a la misma, cómo el queso con trufa, el aceite…

La trufa, una joya gastronómica en la península de Istria

 

Información en: Visitacroacia.es  y https://croatia.hr