En www.espirituviajero.com nos hemos puesto en contacto con 15 grandes viajeros españoles. Les hemos pedido sus lugares preferidos del planeta, aquellos que uno debe visitar al menos una vez en la vida… Ahí van los cinco primeros.

PALACIO DE POTALA, TÍBET

El Tíbet fue invadido y anexionado por la fuerza a China en 1959, y la verdad es que quizás los chinos lo hubieran hecho de otra forma si hubieran sido capaces de imaginar el desmesurado interés que el pueblo de las montañas eternas despertaría en Occidente tras la invasión. Casi de repente, uno de los países más aislados y desconocidos del planeta se convirtió en el símbolo de esta tierra salvaje, fantástica y mítica que todos llevábamos en la imaginación, y cuya identidad había que reivindicar como si fuera nuestra. El edificio más emblemático es el Potala, en Lhasa, la capital del Tíbet. La estructura de proporciones masivas sobre la colina de Marpo Ri es una de las mayores maravillas de la arquitectura oriental. Desde su construcción en el siglo XII, el Potala fue la residencia de los Dalai Lama, y la sede del gobierno tibetano con sus docenas de capillas, celdas, salas, escuelas religiosas y cámaras funerarias para sus muchos lamas. Todo un mundo.

www.casadeltibetbcn.org

www.turismodechina.org

PETRA. JORDANIA

En 1812, un joven explorador y arabista suizo se encontraba cruzando el Wadi Musa cuando oyó rumores acerca de una ciudad milenaria que durante siglos había permanecido oculta a los ojos de cualquier occidental. No se conoce con exactitud la ruta que siguió para no despertar las suspicacias de sus guías, ni lo que vio, pero al llegar al final de su viaje, el suizo pudo comunicar al mundo lo que un siglo más tarde sería equiparable al hallazgo de la tumba de Tutankamón. Burckhardt acababa de descubrir Petra.

Petra es la “ciudad muerta”, el “Angkor” del desierto, un montón de templos que forman cuerpo con la montaña, tumbas con aires de palacios, cavernas con frontones tallados al fondo de un anfiteatro colorista como un arco iris. Esculpida entera entre unos roquedos rosáceos hace dos mil años, Petra es la ciudad de los nabateos, ese pueblo que supo hacerse con el control de las rutas caravaneras que atravesaban entre Arabia, Siria y el Mediterráneo, haciendo de su capital un eje de comercio de sedas y especias. Definitivamente, el misterio que la envuelve está a la altura de su leyenda y no hay ruinas más románticas plantadas sobre la Tierra, y además, habitadas.

www.visitjordan.com

http://espirituviajero.com/petra-jordania/

MACHU PICCHU, PERÚ

Machu Picchu debió construirse entre los siglos XV o XVI. Cuando se habla de arqueología sudamericana conviene poner las cifras sobre el tapete, porque, por un extraño fenómeno, el europeo tiende a suponer que todo el arte inca, maya o azteca se remonta a una confusa prehistoria en la que se producían extraños milagros. La importancia de Machu Picchu no radica en su antigüedad; cuando los incas de Machu Picchu aparecen en el horizonte de la historia, ya hacía miles o cientos de años que se habían construído las pirámides de Egipto, los zigurats de Sumeria, el templo de Salomón, la acrópolis de Atenas, la basílica de Santa Sofía, la gran muralla china, y la catedral de Aquisgrán. Pero Machu Picchu es, pese a su “modernidad”, una de las maravillas de nuestro mundo; su belleza reside precisamente en esta misteriosa capacidad que posee para sugerir el mito y la fábula. Cuando los viajeros se asoman a sus ruinas se creen transportados más allá del tiempo, a una época en que la prosa de la realidad todavía no se había inventado.

Machu Picchu no tiene edad: es una ciudad en el cielo.

http://espirituviajero.com/machu-picchu-peru/

www.peru.org.pe

LALIBELA, ETIOPÍA

las brumosas montañas del centro de Etiopía esconden un gran secreto. Sus pueblos, a casi3000 metrosde altura, resultan poco accesibles en temporada de lluvias y resecos el resto del año. Ello, claro, ha contribuido a su aislamiento durante siglos. Por eso cuesta de creer lo que ven nuestros ojos cuando el suelo se hunde de pronto, cincelado por manos hábiles, y aparecen las líneas de un templo en forma de cruz.

Y es que en el siglo XII, el príncipe Lalibela hizo construir al norte del actual territorio etíope una docena de iglesias excavadas en la piedra. Todas ellas, comunicadas por pasadizos subterráneos que horadan las rocas volcánicas de la reseca y aisladísima población que hoy lleva el nombre del monarca, se erigen como un milagro inesperado y fabuloso del cristianismo en esta ignota esquina del continente africano.

http://espirituviajero.com/lalibela-etiopia/

www.tourismethiopia.org

PERITO MORENO, PATAGONIA ARGENTINA

El Calafate, a la que se llega con vuelos internos desde Buenos Aires, es la puerta de entrada al fascinante Parque Nacional de los Glaciares que se extiende de norte a sur por el lado oriental de la cordillera de los Andes, a lo largo de unos200 kilómetros.

Efectivamente, es el Perito Moreno, su mítico glaciar, el verdadero rey helado de la Patagonia argentina. Su fama viene dada porque se extiende sobre un frente de cinco kilómetros de largo por70 metros de altura, su accesibilidad y su inigualable plataforma de observación de la península de Magallanes. De hecho, el Perito Moreno es una de las reservas de agua dulce más importantes del mundo.  Sus enormes paredes de hielo pueden llegar a chocar con las tierras de Magallanes, provocando la interrupción del curso del lago Argentino, que queda dividido en dos brazos. El mayor caudal que recibe el brazo sur sube su nivel de agua, produciendo una gran presión sobre el glaciar y socavando sus hielos a través de filtraciones. Es entonces cuando se derrumban las paredes del glaciar, produciendo una explosión atronadora, tan fuerte que llega oírse incluso en la ciudad de El Calafate. Al cabo de pocos minutos todo vuelve a la normalidad. El estallido da paso una insospechada quietud de las aguas, mientras grandes bloques helados flotando sin rumbo son el único vestigio que queda del sobrecogedor espectáculo sonoro.

www.santacruzpatagonia.gob.arg