Según los medios británicos, se está tramitando la implantación de una tasa que tendrán que pagar los viajeros llegados a la capital británica y que va a significar el 5% del precio del alojamiento por noche.

Los hoteleros británicos han indicado que se oponen a esta tasa. Así, dado el precio de los hoteles en Londres, se podría encarecer el precio de cada habitación en cerca de 4 euros por noche, por lo menos.
Mientras, el presidente de la Cámara de Londres apoya la aplicación de la tasa turística, lo que elevaría a unos 240 millones de libras por año, o alrededor de 281 millones de libras.
De acuerdo con el alcalde de Londres, los turistas deberán contribuir al mantenimiento de Londres. Esta es también la opinión de la Asamblea de Londres, el organismo que recomendó la aplicación de esta tasa como una manera de mitigar los gastos que tiene que tiene que asumir la ciudad cada año por el turismo en términos de servicios públicos adicionales.