Por Enrique Sancho
Se trata de un ambicioso plan para recuperar la antigua Central Térmica de Fecsa en Sant Adrià del Besòs, en el extrarradio de Barcelona, con sus características tres chimeneas de hormigón armado de 200 metros de altura, abandonada desde 2011, para crear un espacio universitario del Mediterráneo que académicamente trate ámbitos relacionados con la paz como los derechos humanos, la diplomacia internacional, la salud, la historia de las religiones y la alimentación.
La presentación a la Prensa se hizo en el mejor escenario egipcio de España, el templo de Debod de Madrid, de la mano del egiptólogo y profesor Hamdi Zaki, antiguo director de la Oficina de Turismo de Egipto en España.
Además de la recuperación y actualización del espacio de la central y sus chimeneas, se proyecta construir una gigantesca pirámide de cristal, al estilo de la que cubre la entrada al Museo del Louvre de París. El presupuesto total superará probablemente los 800 millones de euros, incluyendo 200.000 m2 que se destinarían a viviendas y residencias.
La imagen de las chimeneas, catalogadas como Patrimonio de Interés Local desde 2016, y su semejanza con el Faro de Alejandría, según Aly, fueron el detonante de este diseño, que prevé edificar un “símbolo renovado de la época faraónica de Egipto” en lo que sería “la cuarta pirámide del Mediterráneo.
Los antecedentes del proyecto hay que buscarlos en la gran biblioteca de Alejandría y la creación de la Ciudad Internacional Universitaria de París que en 1926, y después de la Primera Guerra Mundial, se ideó con la finalidad de contribuir a la consecución de la paz mundial. El nuevo espacio, además de la universidad, tiene la pretensión de acoger todos los ámbitos que influyen en la paz; esto es, desde diplomacia internacional a los derechos humanos, pasando por historia de las religiones, salud y alimentación, así como investigación, creatividad e innovación.
El proyecto será presentado en breve a la Generalitat y el Consorcio del Besòs.