Cinco pueblos de Andalucía muy especiales que hay que visitar al menos una vez en la vida

 

Te aseguro que te enamorarán. Ningún momento del año es malo para viajar, así que tenlos en cuenta para tu próxima escapada.  ¡Disfruta de esta región tan especial!

 

Carmona. Carmona es una ciudad sevillana con una herencia árabe importantísima, lo que hace que sea arquitectónicamente fabulosa. Lo que más valoran sus visitantes es sin duda el Alcázar Puerta de Sevilla, una fortificación de película que tuvo gran importancia durante la Edad Media. Entre sus otros atractivos también destaca la Necrópolis Romana, con algunas de las cámaras más impresionantes que podemos ver en España de este tipo. El anfiteatro y algunas iglesias como Santa María La Mayor o San Pedro hacen de Carmona una ciudad única para los amantes de la historia y del arte.

 

Setenil de las Bodegas. Muy poca gente conoce la existencia de este pequeño pueblo de Cádiz. Setenil tiene la típica estética andaluza, formado por fachadas blancas que contrastan con el paisaje árido típico andaluz. Sin embargo, lo que hace particularmente atractivo a este pueblo sin duda son las montañas y piedras que hacen de techo a buena parte de sus casas y construcciones. Al pasear por sus calles uno se pregunta cómo pueden algunos lugareños vivir con una auténtica montaña encima de ellos. Las Cuevas del Sol son en este caso el atractivo turístico principal de la ciudad.

 

Úbeda. Úbeda es un municipio importante que pertenece a la provincia de Jaén, ocupando lo alto de una colina que dota de gran encanto a la localidad. Su patrimonio artístico e histórico ha otorgado a Úbeda la condición de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y no es para menos. Úbeda es un auténtico museo al aire libre de casas señoriales, iglesias, palacetes y todo tipo de construcciones, además de un buen número de iglesias. El estilo renacentista se impone en muchos de sus rincones, como la Plaza Vázquez Molina o el Palacio del Marqués de Mancera. La Iglesia de Santa María de los Alcázares, edificada sobre una mezquita árabe, también constituye un punto de obligada visita. Una ciudad ideal para unas vacaciones románticas en pareja o una pequeña escapada de fin de semana.

 

 

Zahara de los Atunes. Zahara de los Atunes es un pequeño pueblo pescador de la provincia de Cádiz. Es una zona bastante conocida entre los andaluces, ya que sirve como destino turístico para aquellos que buscan sol y playa en las aguas del Atlántico. En este caso, Zahara de los Atunes es un lugar magnífico para hacerlo, con alrededor de 20 km de playas preciosas y con restos arquitectónicos destacables que también la hacen atractiva a nivel cultural. Los mejores los encontrarás en el Castillo medieval de las Amadrabas. No dejes de pasear por lugares tan bellos como la Playa de los Alemanes o la Playa del Faro de Camarinal.

 

 

Mojácar. Nos vamos al este de Andalucía para conocer Mojácar, municipio almeriense que también constituye un destino turístico habitual alternativo a la Costa del Sol, que atrae la mayor parte de turistas en la costa mediterránea andaluza. Mojácar tiene playas y buena oferta de ocio, pero además resulta especialmente bonito por su ubicación escalonada en una pequeña loma frente al mar. Con sus típicas fachadas blancas, Mojácar también es un muy buen lugar para una escapada romántica fuera de temporada de verano, con calles empedradas perfectas para pasear, buena gastronomía y algunos restos arquitectónicos destacables como su antigua fortaleza árabe.

 

Texto y fotos de Xavier Fernández Poveda