Puerto Antilla Grand Hotel 4*

Cuando el sol brilla fuerte, y aquí lo hace durante 300 días al año, lo mejor es buscarse un refugio cerca del agua. Ya sea el mar, o la piscina. Aunque, si son las dos, entonces, la combinación es insuperable. A pocos metros de la orilla y con varias piscinas, el resort onubense Puerto Antilla Grand Hotel es el lugar perfecto para deleitarse con ambas. Diseñado para satisfacer las necesidades de grandes y pequeños, su oferta de ocio y descanso atrae las miradas de aquellos que viajan en familia y con niños. Y no es para menos. Si se trata de relajarse, sus instalaciones ofrecen un gran confort y espacios sorprendentes, entre sus 400 habitaciones, diseñadas para agradar a todos los públicos, tres restaurantes que complacen cualquier antojo culinario y un spa de ensueño en el que olvidarse de todo. Y, cuando llegue el momento de la diversión y los más pequeños tengan que hacer lo que mejor se les da, su excelente ubicación, en plena naturaleza, se convertirá en un interminable listado de planes de ocio y al aire libre, deportes acuáticos y excursiones, que se unen al amplio catálogo de actividades y juegos de los que podrán disfrutar en este alojamiento sin parangón.

Es el alojamiento idóneo para unas vacaciones en compañía de los más pequeños de la casa. Prueba de ello son las Habitaciones Junior Suite Estándar, elegantes, confortables, amplias e ideales como habitación familiar. Además, los más glotones disfrutarán de lo lindo con cada incursión al buffet, pues cuenta con un área específica infantil. Para que la experiencia de los niños sea divertida y memorable, Pingo –la mascota del resort- y un profesional equipo de animadores, serán los encargados de hacerles sentir los reyes del verano, gracias a una programación de animación variada y para todos los gustos.

www.puertoantilla.com/es/