Wellness… Se trata de buscar el equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Cuando uno consigue esa armonía y encima lo hace rodeado de una naturaleza exuberante gracias a sus frondosas selvas multicolores, sus imponentes volcanes activos y sus hermosas playas de aguas azules, la vuelta a la rutina es más llevadera. Costa Rica es un destino turístico reconocido en todo el mundo y ahora otro elemento se añade a la ecuación: sus excelentes servicios de salud. Por todo el país existen vergeles destinados a ofrecer experiencias de relajación para cuerpo, mente y espíritu. Pura Vida, dicen algunos. Y Puro Wellnes, otros.

 

AGUAS TERMALES EN EL VOLCÁN ARENAL

Parece imposible que la reconocida silueta del volcán Arenal haya llegado a mantenerse casi intacta tras tanta actividad como la que presenta este volcán. A pesar de su alto grado de actividad, el Arenal sigue atrayendo al viajero más intrépido que deseoso de ver un volcán en pleno apogeo acude a su Parque Nacional a cumplir su anhelo. Y vaya si se cumple. Lo cierto es que la zona de La Fortuna y el Volcán Arenal es la zona más conocida en Costa Rica para bañarse en aguas termales, especialmente al anochecer. Las aguas naturales que emanan de las entrañas del volcán tienen propiedades beneficiosas para la salud: mejoran el sistema inmunológico, regulan las funciones glandulares, aumentan la producción de endorfinas y, por supuesto, relajan cuerpo y mente.

Volcán Arenal

Cerca del Parque se encuentran las famosas fuentes termales Tabacón Hot Springs, una especie de Jardín del Edén con numerosos pozas naturales cuya agua, más caliente o más fría, es de lo más apetecible tras una abrumadora jornada.

Tabacón Hot Springs

La combinación perfecta de lujo y relax se encuentra en Tabacón Gran Spa. Por cierto, los sonidos de la fauna y la flora del lugar inundan los sentidos completando una verdadera experiencia de bienestar. El agua se calienta bajo tierra por el magma del volcán y fluye por todo el resort formando decenas de piscinas y pozas de agua caliente y cascadas a diferentes temperaturas. Todo un lujo sensorial.

Menos conocido, pero igualmente excelente, es el área del Rincón de la Vieja. Las aguas termales, en río Negro, se sitúan a las faldas del volcán Rincón de la Vieja que también es Parque Nacional. Aproximadamente unos 32 ríos surcan las laderas del volcán creando decenas de aguas termales, fumarolas, pozos de barro volcánico y cascadas. La tranquilidad de la zona es un plus para disfrutar de un día de relajación.

Pozas naturales en Rincón de la Vieja

 

REJUVENECERSE CON MASAJES Y TRATAMIENTOS NATURALES

Para una completa sensación de bienestar qué mejor que uno de los tratamientos faciales o exfoliantes con productos naturales que ofrecen establecimientos y hoteles a lo largo de todo el país. Puede ser con café, que en Costa Rica es toda una cultura, chocolate o con las frutas y plantas locales. Todo para rejuvenecer cuerpo, mente y espíritu. Lo mejor de todo es que estos tratamientos suelen ofrecerse en entornos únicos: una playa del Pacífico, en medio de la selva o junto al susurro de un río.

Y de eso saben y mucho hoteles como El Mangroove Hotel, en el Golfo de Papagayo, donde se ofrecen tratamientos con arcilla volcánica, un eficaz desintoxicante; terapias con piedras volcánicas para mejorar la circulación o tratamientos faciales con algas.

Mangroove Hotel

 

 LUGARES PARA PRACTICAR YOGA Y MEDITAR

Siempre he pensado que Costa Rica emana una energía especial para quienes practican yoga y meditación. Aquí hay numerosos lugares donde, además de actividades de aventura, se ofrecen clases de yoga, pilates o meditación. En el hotel Asclepios Wellness & Healing, a los pies del Volcán Poás, por ejemplo. Asclepios busca la armonía en cada uno de sus rincones y es perfecto para una escapada si se quiere buscar el zen interior.

Si nos movemos hacia el Pacífico, en la zona de Santa Teresa, en la Península de Nicoya, está FlorBlanca, que ha apostado por el yoga al aire libre con excelentes vistas al mar. Hay clases para todos los niveles y se organizan sesiones privadas y en grupo. También aquí se realizan masajes y tratamientos en el spa Bambú, como la exfoliación corporal completa compuesta de granos de café y aceites calmantes para hidratar la piel.

Ya lo hemos visto. Encontrar el estado más zen en Costa Rica es fácil: en la playa, en medio de la selva, disfrutando de un baño en unas cataratas, probando los sabores de la comida orgánica local, en contacto directo con la naturaleza….. Es el lugar perfecto donde desintoxicarse del estrés diario, de volver a casa con energía renovada.

Más información en: www.visitcostarica.com/es