Cuando oímos hablar de los mares del Sur todos recordamos esas imágenes idílicas de las islas Fiyi, de Tahití o de Samoa que han convertido a la Polinesia en el paraíso soñado por todos. Sin embargo en esas imágenes rara vez aparece Tonga, la gran desconocida del Pacífico Sur.

La mayor parte de las islas son de origen coralino aunque también hay islas volcánicas.

La mayor parte de las islas son de origen coralino aunque también hay islas volcánicas.

Unos 2.000 km al norte de Nueva Zelanda se extiende un archipiélago formado por 176 islas, de las cuales sólo 36 están habitadas. Tonga es un hermoso conglomerado de atolones, playas de arena blanca, plantaciones de vainilla, arrecifes de coral, bosques primarios, lagos y cráteres de antiguos volcanes. Sin embargo este paraíso tropical lucha sin éxito por atraer una parte de los turistas que año tras año prefieren las vecinas islas Fiyi.

Las playas de Tonga no tienen nada que envidiar a las de otras islas polinesias.

Las playas de Tonga no tienen nada que envidiar a las de otras islas polinesias.

Este escaso reconocimiento por parte de la industria turística ha tenido sin embargo un efecto positivo en las Tonga. Mientras las islas vecinas han sufrido durante décadas el impacto del turismo de masas, con la consecuente pérdida de identidad de sus habitantes, los tonganos conservan casi intacta su cultura y su modo de vida.

En Tonga, En Tonga, especialmente en las islas más remotas, las raíces polinesias siguen muy presentes

En Tonga, especialmente en las islas más remotas, las raíces polinesias siguen muy presentes

Además, en Tonga las tradiciones están muy arraigadas debido a que estas islas nunca fueron colonizadas. A finales del siglo XVIII, cuando los ingleses llegaron a esta remota parte del planeta, los tonganos prefirieron pactar con ellos, en lugar de luchar como hicieron en otras islas. De ahí que el capitán Cook se refiriera a ellas como las ‘Islas Amistosas’. A cambio, Tonga recibió cierta independencia, lo que le permitió conservar hasta nuestros días la mayor parte de su cultura y tradiciones.

Hoy en Tonga las tradiciones conviven sin complejos con la modernidad

Hoy en Tonga las tradiciones conviven sin complejos con la modernidad

Los tonganos adoran sus raíces y se muestran muy orgullosos de su rey, al que adoran. No en vano Tonga es el último reino del Pacífico Sur, y su monarca, Taufa’ahau Tupou IV, pertenece a una dinastía con más de mil años de antigüedad.

La belleza y el característico aroma del frangipani están presentes en todo el archipiélago

La belleza y el característico aroma del frangipani están presentes en todo el archipiélago

CUATRO ARCHIPIÉLAGOS EN UNO

Geográficamente, las Tonga están divididas en cuatro archipiélagos o grupos de islas muy separados entre sí: Tongatapu, Ha’apai, Vava’u y las Niuas. El más grande y donde se concentra la mayoría de la población es el archipiélago de las Tongatapu. El aeropuerto internacional, la capital: Nuku Alofa, y la residencia de la familia real se encuentran en la isla principal de Tongatapu. También alberga varios yacimientos arqueológicos, entre los que destacan las monumentales pirámides de Mu’a, donde descansan los antiguos reyes de Tonga. Una de ellas se edificó con bloques de piedra que pesan cerca de 40 toneladas.

Los tonganos cubren las tumbas de sus muertos con arena coralina, conchas y flores.

Los tonganos cubren las tumbas de sus muertos con arena coralina, conchas y flores.

Unos 100 km al norte de Tongatapu se encuentran las Ha’apai, un grupo de islas coralinas y volcánicas que, a pesar de tener algunas de las mejores playas de Tonga, es el menos visitado por los turistas. Gracias a ello sus habitantes, aislados durante mucho tiempo, han mantenido intactas sus costumbres. Allí el tiempo parece haberse detenido. El tráfico es casi inexistente y la vida de sus habitantes apenas ha cambiado en décadas. Los hombres pasan el día pescando en el mar o trabajando en las plantaciones, mientras las mujeres tejen hermosas alfombras en los porches de sus casas. Los niños juegan en la calle, donde campan libremente las gallinas, los cerdos y las cabras. Todos viven sin prisas y, a juzgar por su omnipresente sonrisa, parecen conscientes del paraíso en el que viven.

La población de las Ha’apai es realmente encantadora

La población de las Ha’apai es realmente encantadora

La única preocupación que parecen tener los habitantes de Ha’apai es tenerlo todo a punto para el domingo. Porque eso sí, los tonganos son profundamente religiosos. El domingo es día de descanso obligado, está prohibido hacer cualquier actividad y por no haber ¡no hay ni vuelos!. Si tenéis la oportunidad de acudir a una misa dominical en Tonga no la dejéis pasar. Si el cielo existe, seguro que la música que allí se escucha es muy parecida a los cantos que cada domingo inundan las iglesias de las islas.

Los cantos de las misas en Tonga fusionan los salmos de la Biblia con antiguas melodías polinesias.

Los cantos de las misas en Tonga fusionan los salmos de la Biblia con antiguas melodías polinesias.

VAVA’U. NADANDO ENTRE GIGANTES
Otros 100 km al norte de las islas Haapai, se encuentra el tercer grupo de islas de Tonga: el archipiélago de las Vava’u, centro turístico del país, conocido como un paraíso para los amantes de las aguas cristalinas, la vela, el kayak y el submarinismo.

Las playas de Vava’u invitan a abandonarse al sol y a los vientos alisios

Las playas de Vava’u invitan a abandonarse al sol y a los vientos alisios

Dentro del archipiélago de las Vava’u hay decenas de diminutas islas, paraísos en miniatura cuyas playas de arena blanca, aguas cristalinas y arrecifes de coral colman el sueño tropical más exigente. Para los amantes del submarinismo, Vava’u ofrece además algunas de las mejores inmersiones del Pacífico, tanto por la abundancia de vida marina como por la extraordinaria visibilidad de sus aguas.

Pero lo que año tras año atrae a visitantes de todo el mundo hasta las paradisíacas islas de Vava’u no son sus playas ni sus arrecifes coralinos. Es la llegada masiva de yubartas, también conocidas como ballenas jorobadas. Cada año, desde junio hasta octubre, cientos de estos gigantescos cetáceos vienen desde la Antártida, donde se alimentan durante el invierno, hasta las cálidas aguas de Vava’u donde encuentran el lugar perfecto para aparearse y criar.

Entre los meses de junio y octubre, las yubartas o ballenas jorobadas, se concentran en Vava’u

Entre los meses de junio y octubre, las yubartas o ballenas jorobadas, se concentran en Vava’u

Desde Neiafu, centro turístico de Vava’u, salen cada día pequeñas embarcaciones especialmente diseñadas para el avistamiento de ballenas, algo que puede hacerse desde otros muchos lugares del planeta. Pero lo que hace de Vava’u un lugar especial para los amantes de las ballenas es que aquí es posible echarse al agua y nadar con estos majestuosos gigantes del mar.

Las aguas cristalinas de Tonga permiten observar a las ballenas con suma nitidez.

Las aguas cristalinas de Tonga permiten observar a las ballenas con suma nitidez.

Observar bajo el agua el movimiento lento y elegante de estas gigantescas criaturas, desde apenas unos metros de distancia, es una experiencia inolvidable. A pesar de su tamaño, la experiencia no es en absoluto peligrosa.  Solo está permitido entrar en el agua cuando las ballenas están tranquilas y una vez dentro, la sensación es que sienten por nosotros la misma curiosidad que nosotros por ellas. Al tratarse de la temporada de cría, es habitual ver ballenas recién nacidas con sus madres y en algunas ocasiones incluso pueden escucharse los increíbles cantos de algún macho, algo que no se puede explicar con palabras.
Gracias a actividades como esta, que atraen a amantes de la naturaleza de todo el mundo hasta estas remotas islas, gobiernos como el de Tonga han visto en las ballenas una inesperada fuente de ingresos, y ahora estos animales, que antes eran perseguidos, están protegidos por ley. Además, los tours de observación de ballenas siguen unas normas muy estrictas de acercamiento para no molestarlas. No está permitido bucear con botellas, está prohibido utilizar el flash ara fotografiarlas, y siempre hay que mantener unos metros de distancia.

Las ballenas en Tonga han pasado de ser aniquiladas a estar protegidas por ley.

Las ballenas en Tonga han pasado de ser aniquiladas a estar protegidas por ley.

 

CÓMO LLEGAR

Tonga se encuentra al otro lado del planeta. Para llegar es necesario volar primero a Australia, Nueva Zelanda o Fiyi, y desde allí tomar otro vuelo con Air New Zealand, Fly Pacific Blue, Air Pacific o Air Polynesia. Afortunadamente los vuelos a Oceanía son cada vez más baratos aunque la distancia y la gran diferencia del huso horario suelen desalentar a muchos viajeros. Calcula aproximadamente 30 horas entre vuelos y paradas.

Para llegar a Vava’u hay que tomar otro vuelo doméstico con la compañía Chathams Pacific.

QUÉ SABER

Formalidades de entrada: Pasaporte en vigor. No se necesita visado.

Moneda: Pa’anga (TOP).1 euro equivale a unos 2,5 TOP.
El coste de vida en Tonga es alto, ya que tienen que importar la mayoría de los productos.

Idioma: El tongano y el inglés son las dos lenguas oficiales.

Cuándo ir: Las islas gozan de un clima tropical todo el año con temperaturas que oscilan entre 24 y 28 °C. La mejor época para visitar Tonga es durante la estación seca, entre mayo y septiembre, cuando los días son soleados y las temperaturas agradables. Durante la estación lluviosa, de noviembre a abril, hace mucho calor y se pueden producir ciclones.

Diferencia horaria: +12 horas en invierno / +11 horas en verano

Vacunas y precauciones: No es obligatoria ninguna vacuna aunque es mejor estar al día de las vacunas clásicas (tétanos, polio, difteria y hepatitis). Evita beber agua del grifo y protégete del sol.

Seguridad: Aunque Tonga es un país seguro, es recomendable ser prudente en las playas poco frecuentadas y en las ciudades. Evita bañarte en playas aisladas donde las corrientes provocadas por los arrecifes son a veces muy fuertes.

Costumbres: La vida en Tonga se organiza de forma comunitaria. Los tonganos son muy solidarios y dentro de cada familia no existe el concepto de propiedad individual sino que comparten sus bienes. El intercambio de regalos es una costumbre común, incluso con los extranjeros. Es buena idea traer algunos regalos en la maleta. El cristianismo está muy arraigado. Cabe destacar que los tonganos, además de ser muy hospitalarios, son muy corpulentos y superan con frecuencia los 180kg.

CÓMO MOVERSE

El archipiélago de las Tonga está formado por cuatro grupos de islas: Tongatapu, Vava’u, Ha’apai y Niuas. Para viajar de un grupo a otro se puede ir en ferri, aunque debido a las largas distancias es mucho más cómodo tomar un vuelo de la compañía neozelandesa Chatham’s Pacific.

Una vez en el destino, alquilad una bicicleta y descubrid por vuestra cuenta lo mejor de Tonga: las pequeñas aldeas, las plantaciones y las playas desiertas escondidas entre los palmerales. Para distancias más largas el transporte público es escaso y alquilar un coche es complicado, ya que hay que sacarse el carnet tongano en la oficina de policía. Lo mejor es contratar un vehículo con chófer.

DÓNDE DORMIR

De los cuatro grupos de islas, Tongatapu es el más desarrollado y el menos interesante. Si vais a ver ballenas vuestro destino son las islas Vava’u y si lo que queréis es entrar en contacto con la cultura polinesia, pasad unos días en las Ha’apai. Lo mejor es alojarse unos días en cada uno de los dos archipiélagos, y a la hora de elegir, regalaros alguno de los muchos resorts que hay en las pequeñas islas totalmente desiertas. Los hay para todos los bolsillos y descubriréis el paraíso.

TONGATAPU

Ha’atafu Beach Resort. 10 bungalós tradicionales frente a la playa y rodeados de jardines tropicales. www.surfingtonga.com/accommodation.html

VAVA’U

La isla de Euaeki está rodeada de playas de arena blanca y arrecifes de coral.

La isla de Euaeki está rodeada de playas de arena blanca y arrecifes de coral.

Dentro del archipiélago de las Vava’u hay decenas de islas deshabitadas y en cada una de ellas hay un resort, base perfecta para ir a ver las ballenas. Uno de los mejores en cuanto a relación calidad-precio es Euaeki Island Eco-Resort, www.tongaislandresort.com situado en la diminuta y hermosa isla de Eueiki.

Otros alojamientos en Vava’u: www.vavau.to/accommodation1.html

HA’APAI

En el archipiélago de las Ha’apai también hay islas desiertas con buenos resorts, pero si lo que queréis es entrar en contacto con la población local, alojaros unos días en su capital, Lifuka. Fifita’s Guest House es toda una institución para los viajeros que se acercan a esta parte de las Tonga. Es un lugar barato, tranquilo y muy bien situado.

Otros alojamientos en Ha’apai: www.haapai.to/accommodation.html

DÓNDE Y QUÉ COMER

Si os alojáis en una isla desierta la única opción, obviamente, es comer en el propio resort. En las poblaciones turísticas encontrareis restaurantes de comida internacional, sobretodo asiática e italiana.

Para probar la gastronomía local hay dos opciones: haceros amigos de una familia local o contratad un ‘Tongan Feast’ a través de una agencia. Los preparan en una playa desierta y podréis probar muchas especialidades locales como el lu pullu (plato a base de carne y cebollas que se marinan en leche de coco y se cuecen en un horno enterrado en la tierra), el feke (pulpo a la plancha), el ota (pescado crudo marinado con zumo de limón) y la langosta.

Los alimentos principales de la gastronomía tongana son el taro, la mandioca, la nuez de coco, el cerdo asado, el pollo y, por supuesto, los productos del mar. También se pueden saborear multitud de frutas tropicales. Se bebe mucho zumo de coco, cerveza y kava, el alcohol nacional.

QUÉ COMPRAR

La artesanía local destaca por los textiles (pareos y bordados), la cestería, la cerámica, las joyas de nácar, las perlas y los artículos elaborados con madera y conchas. También es buena idea comprar café local, de primera calidad, y especias. El regateo no es habitual en Tonga.

MÁS INFORMACIÓN

www.thekingdomoftonga.com
www.vavau.to
www.haapai.to
www.tongatapu.to