Dice Guido, fiel compañero de viaje y fotógrafo profesional, que el de las Torres del Paine es el Parque Nacional más hermoso que ha tenido el privilegio de visitar. Guido es florentino y gracias a su profesión ha recorrido prácticamente todo el mundo. Hoy es uno de los fotógrafos de naturaleza y viajes más prestigiosos de Europa y ha publicado cientos de reportajes en las mejores revistas de viajes europeas y de América. Si él dice que Torres del Paine es una maravilla hay que creérselo, con los ojos cerrados.

Y así es, efectivamente. El mayor atractivo de este Parque Nacional son sus espectaculares moles de granito de más de 3000 metros de altura, formando una vertiginosa pared casi vertical que domina la estepa patagónica.

Salto Grande

Salto Grande

Torres del Paine fue creado en 1959 y declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera en 1978. Cuenta con una superficie de más de 240.000 hectáreas con más de 250 kilómetros de senderos perfectamente señalizados. El macizo del Paine, está compuesto por tres grupos de montañas: los cuernos del Paine, las Torres del Paine y las cumbres más elevadas del Paine Grande y Cerro Fortaleza, que superan los tres mil metros de altura. Y al pie de los enormes picachos se encuentra un sistema de lagos unidos por cauces fluviales navegables que conforman un conjunto excepcional.

El Parque colinda con la gran masa de los Campos de Hielo Sur y es hábitat de 105 especies de aves, entre las que cabe destacar los ñandúes, flamencos, bandurrias, cóndores, águilas y cisnes de cuello negro. Veinticinco especies de mamíferos viven libremente entre planicies y zonas montañosas, abundando los guanacos, los zorros y los pumas. Esta reserva es, pues, el destino ideal para los senderistas o simplemente para los apasionados de los paisajes sublimes.

Puerto Natales es la puerta de entrada a esos inmensos paisajes de cuento de hadas. Una ciudad con aire de frontera, de último lugar antes de lo desconocido, donde todavía es posible encontrar a los pioneros que colonizaron esta región. El Parque Nacional se encuentra a 110 kilómetros al norte de esta ciudad fronteriza y a él se accede por una carretera de grava en buen estado. A medida que uno se dirige al parque aumenta la sensación de soledad. Pero es una soledad mágica. Ya no hay más pueblos, apenas un grupo de casas en Cerro Castillo, donde hay un puesto fronterizo argentino. Al final, llega el éxtasis: se distingue la silueta imposible del Cuerno del Paine, la montaña más espectacular del parque. Es entonces cuando una sensación de aventura invade nuestro espíritu. Nos encontramos en el corazón de un lugar hermoso y remoto.

En Torres del Paine todo está lejos de todo, sin embargo existe una ruta principal de la que parten algunos desvíos que conducen a las principales atracciones del parque, como el glaciar Grey, al oeste, uno de los que surgen del Campo de Hielo Sur, una gran masa helada que en realidad corta Chile en dos partes incomunicadas por tierra. La caminata hasta el glaciar es realmente espectacular y permite ascender hasta los pies del Paine Grande, bordeando los lagos Pehoé y Nordenskjöld.

Glaciar Grey

Glaciar Grey

Pero no es la única, sin duda. Otras caminatas absolutamente recomendables son los senderos que conducen a la llamada laguna Amarga y, desde aquí, al cerro Castillo y a la cascada del Salto Grande.

Salto Grande

Salto Grande

Todas estas caminatas están perfectamente estructuradas en los hoteles magníficamente acondicionados que se encuentran diseminados por el parque, como el hotel Explora Salto Chico o la hostería Lago Grey y, si las condiciones climatológicas son buenas, ofrecen la posibilidad de mantener un agradable diálogo con la naturaleza. Las Alturas del Toro, el mirador Nordenskjold, el glaciar del valle Francés, las Cornisas, el Mirador del Toro… son destinos habituales de trekkings de medio día o día completo que los visitantes del parque acostumbran a realizar.

Hotel Explora

Hotel Explora

“Torres del Paine son en la actualidad el atractivo principal de la Patagonia chilena y su silueta atrae cada año a un número cada vez mayor de visitantes”, dice Marcos, uno de los guías del parque. Absolutamente lógico y normal si tenemos en cuenta que

glaciares, quebradas, pampas doradas, vistas sobrecogedoras, bosques centenarios y acantilados van desfilando frente a los ojos del viajero que queda sobrecogido por tanta belleza acumulada, tanta explosión de naturaleza situada en el confin del mundo.

CÓMO LLEGAR
Las compañías Lan Chile (www.lan.es, Tel. 915 597 295) e Iberia (www.iberia.es, Tel. 902 400 500) ofrecen varios vuelos semanales entre Madrid y Santiago. Desde esta ciudad se puede continuar en avión hasta Punta Arenas.
Desde Punta Arenas hay unos 400 kilómetros hasta el parque. Hay líneas de autobuses que ofrecen transporte hasta el parque.

QUÉ SABER

Clima. El clima en la Patagonia suele ser frío y lluvioso, por lo que hay que aprovechar los meses en los que las temperaturas son más benignas. Así es en el verano austral –de octubre a abril- la mejor época para viajar a Torres del Paine, concretamente enero y febrero son los meses más calurosos.

Estancia mínima. Para disfrutar y aprovechar todas las posibilidades que ofrece el parque son necesarios diez días.

Moverse por Torres del Paine. Los visitantes acuden al parque a disfrutar de los paisajes. Lo normal es apuntarse a los diferentes trekkings y actividades que se organizan en los mismos hoteles del parque o comprar los servicios turísticos en las agencias especializadas de Puerto Natales. Las excursiones pueden hacerse a pie, a caballo, en coche y puede practicarse la escalada o la navegación en lagos y ríos en kayak.

DÓNDE DORMIR
Hostería Las Torres. 
Este lujoso hotel se encuentra a unos 5 kilómetros de la guardería Laguna Amarga. Provisto de espléndidas chimeneas, el mismo hotel dispone de un centro pedagógico y de interpretación sobre el parque. Dispone de un centro termal con sauna y jacuzzi y ofrece masajes y diferentes tratamientos revitalizadores a sus huéspedes.
Magallanes 960, Punta Arenas
www.lastorres.com

Hostería Mirador del Payne. Situado en el tranquilo sector de la laguna Verde. Es muy popular porque está cerca de algunos de los mejores miradores del parque. Las habitaciones son muy confortables y el servicio es de primera.
Fagnano 585, Punta Arenas
www.miradordelpayne.com

Hotel Explora Salto Chico
En las inmediaciones de Salto Chico, junto a la desembocadura del lago Pehoé. Contratar sus servicios incluye los viajes, ida y vuelta, desde Punta Arenas y las posibles excursiones a realizar dentro del parque. Cada día, el hotel organiza a sus huéspedes diversas actividades para explorar el parque en vehículos todo terreno, en lanchas, a pie o a caballo. Dispone de 26 habitaciones excepcionales y cuatro suites , todas ellas con grandes ventanales para contemplar las vistas que son excepcionales. Ofrece múltiples servicios: piscina, jacuzzi al aire libre, biblioteca, gimnasio y un amplio y confortable restaurante con excelente comida típica patagónica e internacional.
Torres del Paine, Sector Salto Chico s/n
explora@entelchile.net

QUÉ COMER
Lo más típico en estas latitudes son los platos cocinados con pescados y mariscos, y las parrilladas de carne, sobre todo de cerdo y cordero.

EXCURSIONES
Lo habitual es contratar las excursiones en el hotel donde uno se aloja pero si se viaja por libre hay que preparar las caminatas desde Puerto Natales, donde hay agencias especializadas que las organizan. Una vez en la entrada del parque, hay que pagar una cuota de acceso -10 euros- en el mismo centro de visitantes. Las excursiones pueden ser de ida y vuelta en un solo día o durar cinco o seis días, lo que implica dormir en el parque. En las oficinas del parque se informa sobre las infraestructuras hoteleras y campamentos del parque y de las rutas ecuestres, paseos por los senderos señalizados, escalada en los glaciares, descenso en aguas bravas y navegación en botes por el lago Grey y el río Serrano (www.torresdelpaine.com)

Paseos y Trekkings
Caminata al glaciar Grey y travesía del lago. Camino a través de bosques, ríos y arroyos con miradores excelentes. Vistas a los Campos de Hielo Continentales más extensos del mundo, con 340 kilómetros de longitud.

Caminata a las Alturas del Toro. Camino perfectamente estructurado por la Quebrada la Feria, Alturas del lago del Toro, atravesando el puente Weber. Esta excursión ofrece una vista espectacular del enorme lago del Toro de aguas azules, las aguas esmeraldas del río Paine y las pampas doradas del valle del río Serrano. Posibilidad de ver cóndores.

Caminata al Mirador Nordenskjold. Paseando por las orillas del idílico lago Pehoé, se pasa por Salto Grande hasta acceder al lago Nordenskjold. Permite una vista global hacia el Valle del Francés, Macizo del Paine Grande y Cuernos del Paine.

Caminata al glaciar del Valle del Francés. Primero, en lancha por el lago Pehoé y, después, paseo a pie junto al lago Skottsberg. Es uno de los lugares más bellos del parque. Excepcional vista de los Cuernos, el Macizo y el Cerro del Paine Grande.

Rutas ecuestres
Cabalgata a Laguna Verde. Esta excursión pasa por la laguna Honda y la laguna Verde, a través de bosques de lenga y multitud de pequeñas lagunas. Esta excursión permite ver espectaculares panorámicas del los Cuernos del Paine y la ribera sur del lago Sarmiento.

Navegación por ríos y lagos
Navegación al glaciar Grey. A través del valle del río Grey, se llega al lago Grey donde con pequeñas embarcaciones te acercan al glaciar. Una vez allí es posible realizar paseos a pie por el glaciar. Ofrece bellísimas vistas del glaciar y del macizo del Paine Grande.

CONSEJOS Y MÁS INFORMACIÓN

www.visitchile.com