El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Licia,Turquía: La maravillosa costa de los licios

Licia es uno de esos enclaves del Mediterráneo que como el Peloponeso, la Provenza y la Toscana debe visitarse tras una cierta sabiduría de la vida, para exprimirle todo su jugo. Es una tierra vieja que sabe mucho de historia. No sólo de oro, dioses y capitanes sino también de lecciones aprendidas tras más de tres mil años de humanidad. No obstante, Licia no es solo un libro de historia abierto, un catálogo de lugares donde nacieron alguno de los héroes de Troya, se escondieron piratas (Olympos), nació el caballo alado Pegaso (Tlos) o fue la patria chica de Papa Noel (Patara), sino también es un paisaje de una belleza excepcional, de esos que en el Mediterráneo había tantos y ya prácticamente no existen. De aquellos lugares que se delatan sólo con respirarlos como ya lo contó una vez uno de los mejores escritores turcos del siglo XX, Cevat Sakir Kabaaglaci: “Conduce a un hombre ciego a Licia y el aroma del aire hará que de inmediato sepa con exactitud dónde se encuentra. El perfume acre de la lavanda, la áspera fragancia de la menta salvaje y el tomillo así se lo revelarán”.

DONDE CLEOPTARA DESCUBRIÓ EL AMOR
Cuentan que fue en Licia, en concreto en Phaselis, donde Marco Antonio realizó una de las declaraciones de amor más famosas de la historia ante su amada Cleopatra. Tampoco debió ser por azar que Alejandro Magno eligiera este enclave para reposar en el invierno del año 334 a. de C. tras atravesar Asia Menor. No es de extrañar, Phaselis es pura poesía, y en el pasado incluso un inmenso rosal. Se decía incluso en la Antigüedad que no había rosas más olorosas y agradables que las de Phaselis. Todos los duanjanes ya lo sabían. Cleopatra nunca fue una chica fácil.

Geográficamente, Phaselis es una pequeña península que entra en el mar y que se cierra al norte con las montañas del Parque Nacional de Beydaglari. Al fondo, las cumbres nevadas del monte Tahytali, de 2.365 metros de altitud parecen cubrirle las espaldas. Históricamente, fue griega, persa, fenicia y egipcia, y ya desde bien temprano se convirtió en uno de los puertos más destacados del Mediterráneo oriental. Su madera se exportaba a Anatolia y sus rosas se destinaban a la producción de los más preciados perfumes de Oriente. En el siglo I fue uno de los nidos de los más famosos piratas cilicios y en el año 42 a. de C. fue tomada por Bruto, el famoso asesino de Julio César, y unida a Roma.

Restos arqueológicos de Phaselis.

 

Hoy, Phaselis es un yacimiento arqueológico prácticamente olvidado junto al mar, rodeado de una inmensa pineda, abandonada de la Civilización. De la antigua ciudad romana se conservan los restos de una calle principal, una puerta de la muralla dedicada al emperador Adriano, unas termas, un acueducto y un pequeño teatro con capacidad para unas dos mil personas. La última excavación arqueológica de la que se tiene noticias es de los años 70, y se dedicó a limpiar el yacimiento de malas hierbas y escorpiones.

LOS ENCANTOS DE KEKOVA
Otro fabuloso enclave de costa licia es la isla de Kekova, quizá uno de los cinco rincones más bellos del mar Mediterráneo. Rodeada de insultantes aguas cristalinas, y conocida en la Antigüedad como la Caravola es un auténtico farallón deshabitado de cuatro kilómetros cuadrados. Sobre su parte norte se encuentra los restos de la antigua ciudad de Apolonia destruida en un terremoto del siglo II. El lugar es tan impresionantemente hermoso que desde 1990 ha sido declarado zona protegida por el gobierno turco. Las aguas de color azul turquesa son tan extremadamente limpias que desde la cubierta de cualquier nave pueden apreciarse restos de las ciudad deApolonia desparecida bajo las aguas.

Ruinas de la vieja ciudad de Apolonia.

 

Frente a la isla, está el pueblo de pescadores de Simena con su fortaleza medieval, levantada por los caballeros de Rodas, y una necrópolis licia de más de 2.500 años de antigüedad, con sus sarcófagos de piedra que simulan la quilla de un barco al inrevés. Es imposible acercarse a Simena en automóvil, porque no hay carretera asfaltada, ni camino transitable. Para llegar allí hay que arribar previamente a Uçagiz (donde se levanta la antigua Theimussa patria de Rixos, uno de los héroes que se alió con Paris y Helena en su defensa de Troya), y desde allí tomar una nave autobús, o alquilar una barca.

Simena, un reducto de paz en la costa Licia.

 

LA GENEROSIDAD DE PAPÁ NÖEL
Otro de los protagonistas de la Iliada que fue originario de estas tierras fue Sarpedón, famoso aliado de Troya. Había nacido en Myra (hoy Demre) y según Homero cayó a manos de Patroclo, el íntimo amigo de Aquiles. No obstante Myra es más conocida por otro personaje de la mitología occidental: el Papa Nöel o San Nicolás que ejerció aquí de párroco y obispo muchos años. Éste había nacido en la cercana localidad de Patara en torno al siglo V y llegó a ser un famoso hombre santo reconocido por su altruismo y generosidad.

Se cuenta que una vez regaló unas monedas de oro a unas de las familias más pobres de la zona, e incluso en otra ocasión en la que el sur de Turquía se llenó de nieve, llegó a descender por una chimenea con el fin de llevar alimento a unos niños que habían quedado aislados. Estas y otras leyendas cruzaron los mares gracias a los marineros, y pronto Nicolás de Myra llegó ser una figura respetada y admirada por toda la Cristiandad, hasta el punto de protagonizar algunos cuentos de Navidad. El santuario de san Nicolás levantado en tiempo del Imperio Bizantino es actualmente uno de los principales centros de peregrinación de la iglesia ortodoxa. Centenares de miles de rusos , serbios y griegos aún confían en la generosidad del santo. Millones de niños de todo el mundo, lo adoran especialmente a finales de diciembre.

Texto y fotos: Oriol Pugés

GUÍA DEL VIAJERO

CÓMO IR
Lo mejor es acceder desde Antalya. Con Turkish Airlines (www.turkishairlines.com) se llega a Estambul. Desde allí, la misma compañía conecta con el aeropuerto de Antalya. Sugiero recorrer la costa Licia haciendo un combinado entre coche y goleta. El coche puede alquilarse en el mismo aeropuerto de Antalya y la goleta es esencial para acercarse a Kekova. Se alquila en el pueblo costero de Uçagiz.

FORMALIDADES DE ENTRADA
Pasaporte y visado. Puede tramitarse en el mismo aeropuerto de Estambul. Precio: 10 euros.

CLIMA
Mediterráneo. Las temperaturas son agradables durante todo el año, aunque en verano el calor puede ser considerable.

MONEDA. La unidad monetaria es la lira turca.

DÓNDE DORMIR
La oferta es amplísima. Hay hoteles para todos los gustos y bolsillos diseminados por toda la costa. Si se busca algo especial, sugerimos las casetas en el bosque de Olympos (muy cerca de Phaselis). Son maravillosas y muy cómodas. Además, Olympos es hoy una aldea que en los últimos años se ha convertido en una pequeña Ibiza. Información en: Hotel Olimpos (www.olymposlife.com)
Grandes Hoteles, con el clásico “todo incluído”, pueden localizarse fácilmente en Antalya y Fethiye.
Por ejemplo, el Hotel Marmara Antalya Beach (en Antalya): www.thermarmarahotels.com

GASTRONOMÍA
La cocina de la costa Licia resulta de un perfecto ensamblaje entre la típica cocina turca y la mediterránea. Destacan: las hojas de parra rellenas, los yogurts, los pescados y mariscos, las brochetas de carne y el famoso kebab.
El té, chai, es la bebida por excelencia. Se bebe a todas horas y bajo cualquier circunstancia. El raki es el aguaardiente típico de Turquía. Pero, ¡ojo!, tiene mucha graduación y conviene no abusar demasiado.

PARA MÁS INFORMACIÓN
Oficina de Turquía: www.turismodeturquia.com
Pasión Turca: www.pasionturca.net

 

 

leer más

Síguenos en las redes sociales

Hazte de la comunidad Espíritu Viajero para mantenerte en contacto con nuestros redactors y últimas noticias.

, , ,

Sin comentarios

Leave a Reply

Current day month ye@r *