Sus pueblos medievales e iglesias románicas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, configuran hoy una ruta que no tiene desperdicio.

 

Con más de 10.000 obras conservadas, el patrimonio románico español es el mejor y más bello testimonio de la transformación cultural que se operó en España allá por el año 1000. Encontramos magníficos ejemplos de ese maravilloso legado cultural y artístico a lo largo y ancho de toda nuestra geografía, pero es en la provincia de Lérida, y muy concretamente en el valle de Boí, donde aparece uno de los conjuntos de iglesias románicas más notables del mundo.

Vista del valle

La orografía extrema y las características climáticas en este privilegiado enclave natural han engendrado núcleos humanos reducidos y muy próximos los unos de los otros: Caldes de Boí, Taüll, Boí, Llesp, Erill La Vall, Barruera, Cóll, Cardet y Durro. Todos ellos conforman un conjunto de tesoros medievales y religiosos fuera de lo común. Nos encontramos en un valle angosto, que no lleva a ninguna parte, y que un hombre puede andar y desandar en una jornada.

Cardet. Esta iglesia conserva una pequeña cripta, la única de todo el conjunto románico

St. Quirc de Durro

Barruera

Aquí, en el valle de Boí, el paisaje –fascinante- es un envoltorio de lujo. Lo que pesa, lo que de verdad importa aquí, es ese conjunto de iglesias románicas casi clónicas, abismadas en esos pueblecitos que conservan el olor a estiércol y a huerta. Evidentemente, son estas iglesias románicas el hilo conductor para el viajero. Aunque no es el único. Si por un lado está este tesoro insólito arquitectónico, un poco más arriba está el parque nacional de Aigüestortes, que protege alguno de los paisajes primordiales de los Pirineos. En fin, un festín que hay que saborear sin prisas.

Parque Nacional estany Llebreta

Excursiones por el parque de Aigüestortes

 

DÓNDE DORMIR

Aparthotel Augusta ****.  39 confortables apartamentos. Spa y restaurante Augusta.

Boí Taüll Resort ***. (Pla de l´Ermita s/n. Tel. 973 696 026. Taüll). Construcción moderna de tres pisos al estilo pirenaico, en piedra y pizarra. Bien dotado de instalaciones deportivas. A 20 kilómetros de la entrada del valle se encuentra el Parador de Turismo (ctra. Baqueira-Beret, s/n. Tel. 973 640 801. Arties). Con piscina, restaurante y gimnasio, esta construcción típica de montaña es del siglo XVIII y ha obtenido el certificado de calidad turística otorgado por ICTE.

Hotel Románic***.  41 habitaciones muy amplias, hasta 4 personas.

Hotel Taüll **. 67 habitaciones dobles.

Apartamentos La Solana. Ideal para familias o grandes grupos.

Apartamentos Residencial. Pequeño edificio tranquilo. Tarto familiar.

DÓNDE COMER

El Caliu (C/ Feixanes, 11. Tel. 973 696 212. Taüll). Platos típicos de la cocina tradicional catalana. Ambiente acogedor y muy agradable. Postres caseros.

Restaurante Villa Maria (Ctra. Caldes de Boí. Tel. 973 691 029). Cocina típica de la región. Una de sus especialidades es el magret de pato con salsa agridulce. www.restvillamaria.com

El Mallador (tel. 973 696 028). Este restaurante se encuentra junto a la iglesia de Sant Ciment de Taüll. Especialidades típicas de la región.

QUÉ HACER

Un viaje por las iglesias románicas del valle de Boí debe incluir ineludiblemente las siguientes paradas:

Taüll. Pequeño centro histórico que acoge la más que fotografiada iglesia de Sant Climent de Taüll, con su característico campanario y auténtica joya románica de los siglos XI y XII. Hay que disfrutar del vídeo-mapping.

Boí. Pequeño y laberíntico pueblo con casco histórico de aire medieval. Hay que visitar la iglesia de Sant Joan, uno de los primeros templos románicos del valle, del siglo XI.

Desde aquí se puede acceder al parque nacional de Aigüestortes,.

Caldes de Boí. Balneario que utiliza las aguas medicinales que aquí manan en un paraje situado a 1.500 metros de altitud.

Erill la Vall. Destaca el centro histórico medieval y su iglesia románica dedicada a santa Eulalia,.

Durro. Mantiene las tradiciones y la arquitectura popular del valle, con dos grandes tesoros: la iglesia de la Santa María de la Natividad, del siglo XII, y la ermita de Sant Quirze, a 1.500 metros de altitud.

Barruera. Destaca la iglesia románica de sant Feliu, del siglo XI.

Cardet. Aquí destaca la iglesia románica de Santa María, de los siglos XI y XII.

Coll. Iglesia de la Asunción.

EN EL PARQUE NACIONAL DE AIGÜESTORTES

Es uno de los mejores parques Nacionales de Europa. En el Valle de Boí se encuentran dos de sus entradas naturales. La entrada por Aigüestortes y la entrada por Cavallers. Hay muchas y diferentes actividades para disgrutar la naturaleza en su maxino explendor.

MÁS INFORMACIÓN. www.vallboi.cat