Alimentar un hipopótamo con un biberón, asistir en el cuidado de una cebra herida o patrullar a caballo en una reserva para evitar la caza furtiva son acciones para preservar la naturaleza.