Playas vírgenes de arena blanca, aguas turquesa, paz, silencio, pesca, buceo y un sinfín de palabras definen el destino Formentera, donde viajamos con Baleària.