Visitar las Islas de Tahití, oficialmente conocidas como Polinesia Francesa, es disfrutar de uno de los entornos más espectacularmente bellos y diversos del mundo.