Llega la Navidad y muchas de las más hermosas ciudades europeas se visten de gala e instalan sus populares mercados de Navidad. Es una buena excusa para acercarse a ellas.