Uno de los valles más enigmáticos del Himalaya, con su mítico lago Phewa, no sólo ofrece el panorama montañoso más espectacular del mundo, sino uno de los paisajes más hermosos y éticamente diversos de la tierra.