Visitar Tak’alik Ab’aj supone cruzar un misterioso puente entre olmecas y mayas. Nadie mejor para descubrirlo que la Dra. Schieber, arqueóloga del Parque Tak’alik Ab’aj.