Las islas Galápagos son uno de los ecosistemas más ricos y frágiles del planeta.

Las islas Galápagos son uno de los ecosistemas más ricos y frágiles del planeta.

Contemplar el ir y venir de los leones marinos en una playa desierta. Sentarse a la sombra de un manglar junto a una tortuga gigante. Observar la danza nupcial de los piqueros de patas azules. La agilidad de los pingüinos zigzagueando bajo el agua. Las iguanas marinas tostándose al sol sobre la agreste roca volcánica. Sumergirse entre peces de colores, rayas e inofensivos tiburones. Llevo un día aquí y ya no me quedan dudas. Si el paraíso existió alguna vez, una parte quedó atrapada en Galápagos.

A mil kilómetros de las costas de Ecuador, el archipiélago ecuatoriano es un paraíso natural.

A mil kilómetros de las costas de Ecuador, el archipiélago ecuatoriano es un paraíso natural.

Para los amantes de la naturaleza, viajar a estas islas es entrar en otra dimensión. Es sentirse protagonista de un documental. Vivir en primera persona esas escenas que tantas veces hemos visto en televisión. Un contacto directo con la naturaleza que hace de Galápagos un lugar único en el planeta.

Formado por 19 islas de origen volcánico, el archipiélago ecuatoriano es un interminable escaparate de vida animal. Más de 5.000 especies habitan las islas. Pero lo más asombroso y lo que atrae a miles de viajeros hasta un lugar tan remoto, es la absoluta indiferencia de los animales ante la presencia humana. A diferencia de otros santuarios de vida salvaje, aquí los animales no temen al hombre, lo que permite acercarse a ellos y observar su comportamiento natural sin molestarlos. Un biólogo me explica que esto se debe a que la mayoría de estas especies nunca tuvieron depredadores.

¿En qué otra playa del mundo se puede tomar el sol rodeado de leones marinos?

¿En qué otra playa del mundo se puede tomar el sol rodeado de leones marinos?

La mayoría de las especies de estas islas son endémicas y, a juzgar por su aspecto y comportamiento, no parecen de este mundo. Tortugas de 200 kilos, iguanas que saben bucear, aves que nadan pero que no pueden volar, pingüinos que viven lejos de los polos… Toda una exhibición de lo que la naturaleza es capaz de hacer gracias a la adaptación.

La tortuga gigante de las Galápagos puede vivir más de 150 años y pesar más de 200 kg.

La tortuga gigante de las Galápagos puede vivir más de 150 años y pesar más de 200 kg.

Aunque es difícil resistirse, no está permitido tocar a los cachorros, pues la madre podría rechazarlos.

Aunque es difícil resistirse, no está permitido tocar a los cachorros, pues la madre podría rechazarlos.

Fueron las condiciones únicas de Galápagos las que en 1831 llamaron la atención de un visitante muy ilustre: Charles Darwin quien, inspirándose en las extrañas criaturas que encontró, elaboró un texto que cambiaría para siempre la concepción del mundo; la célebre Teoría de la Evolución de las Especies. Desde entonces las islas son consideradas un laboratorio viviente donde científicos de todo el planeta vienen a aprender y a comprender los secretos de la naturaleza.

La ausencia de miedo de los animales al ser humano facilitó el trabajo de Darwin.

La ausencia de miedo de los animales al ser humano facilitó el trabajo de Darwin.

La iguana marina de Galápagos es la única especie del mundo que sabe bucear.

La iguana marina de Galápagos es la única especie del mundo que sabe bucear.

Galápagos es sinónimo de evolución, de cambio, lo que se traduce para quienes visitan las islas en una sorpresa tras otra. De una isla a otra cambian los paisajes. Cambia la vegetación. La luz y los colores. El color de las playas. Blancas, negras, rojas, verdes. Y cómo no, cambian los animales. A veces sutilmente, lo que supone todo un reto para el observador principiante. El caparazón de las tortugas. La piel de las iguanas. El comportamiento de los pinzones. Todo es diferente en cada isla.

Cada isla tiene unos colores y unas especies características.

Cada isla tiene unos colores y unas especies características.

Los piqueros de patas azules marcan su territorio con un círculo de excrementos.

Los piqueros de patas azules marcan su territorio con un círculo de excrementos.

No menos asombrosa es la otra cara de Galápagos, la que se oculta bajo sus aguas. Gracias a la creación de una reserva marina alrededor de las islas, la fauna es muy abundante. Basta con ponerse una máscara y calzarse unas aletas para zambullirse en un inmenso acuario natural donde nadan libremente peces de todos los tamaños y colores, leones marinos, rayas, pingüinos, iguanas, tortugas marinas e inofensivos tiburones.

La vida marina goza de buena salud gracias a la creación de reservas.

La vida marina goza de buena salud gracias a la creación de reservas.

Galápagos es uno de los últimos paraísos salvajes. Un lugar único donde observar, escuchar y aprender sobre el comportamiento de la naturaleza se convierte en una experiencia inolvidable para todo aquel que visita las islas. Sin embargo, esta maravilla natural es extremadamente frágil. Como ocurre en la mayor parte del planeta, en los últimos años la fauna de las islas ha tenido que multiplicar esfuerzos para evitar su extinción. El crecimiento de la población humana, la introducción de animales domésticos, la pesca ilegal y la llegada del turismo son amenazas a las que estos animales nunca se habían enfrentado.

La población de iguanas estuvo en peligro por la introducción de animales domésticos.

La población de iguanas estuvo en peligro por la introducción de animales domésticos.

Para evitar la desaparición de muchas especies, se creó el Parque Nacional Galápagos y la fundación Charles Darwin, cuya sede visito en mi último día en las islas. Gracias al trabajo de esta organización se ha puesto freno al crecimiento de la población humana, se está persiguiendo la pesca ilegal y se ha conseguido minimizar el impacto del turismo, poniendo un límite al número de personas que pueden visitar las islas cada año y al número de embarcaciones que pueden navegar en sus aguas. Sin embargo todos los esfuerzos parecen pocos.

Sin el trabajo de la fundación Charles Darwin muchas especies hubieran desaparecido.

Sin el trabajo de la fundación Charles Darwin muchas especies hubieran desaparecido.

Pienso que el futuro de las islas no está únicamente en manos de la fundación Darwin. Cada uno de nosotros debe comprender el privilegio que supone disfrutar de un lugar como este, y deber esforzarse por conservarlo tal y como está. Llegar, ver, aprender y dejar las islas como si nunca hubiéramos estado allí es una buena forma de poner nuestro granito de arena.

El futuro de las Galápagos está en nuestras manos.

El futuro de las Galápagos está en nuestras manos.

TEXTO: Agustín Ibáñez

FOTOGRAFIAS: Agustín Ibáñez y Fran Ibáñez


Ver mapa más grande

CÓMO LLEGAR

Desde Madrid a Guayaquil y desde Guayaquil a la isla de Baltra, un aeropuerto militar que brinda apoyo turístico al archipiélago, se puede legar con LAN Airlines (www.lan.com). Desde Baltra salen pequeñas embarcaciones hasta la isla de Santa Cruz, donde encontraremos alojamientos, restaurantes y agencias para organizar nuestro viaje.

QUÉ SABER

Formalidades de entrada. Para entrar en Ecuador, pasaporte en vigor. Para entrar en Galápagos es necesario pagar un impuesto de 100US$, destinado al Parque Nacional, y otros 10US$ para la tarjeta de tránsito, que se obtiene en el aeropuerto de salida, en Quito.

Moneda. En el año 2000, debido a la inflación, Ecuador adoptó el dólar de EE.UU.

Cuándo ir. De diciembre a mayo son los meses más cálidos y soleados. De junio a noviembre es templado y suele estar nublado. La temperatura oscila entre los 23ºC y los 32ºC

Para ver animales. Ambas estaciones tienen sus ventajas e inconvenientes, por lo que dependerá de lo que queramos ver. La época cálida es mejor para practicar snorkel y para observar la reproducción de tortugas marinas, iguanas y aves terrestres. La época fría es mejor para la reproducción de las aves marinas, y se ven más leones marinos y pingüinos. Si escogemos los cambios de estación diciembre-enero o mayo-junio, podremos observar algo de ambas épocas.

Población. El 97% de la superficie de las islas es Parque Nacional lo que quiere decir que sólo un 3% está habitado. La población se concentra en las islas de Santa Cruz, Isabela y San Cristóbal.

Vacunas y precauciones. No hay vacunas obligatorias para visitar Galápagos, pero si también visitas Ecuador, es recomendable vacunarse contra el tétanos y la fiebre amarilla. Protégete bien del sol, incluso en días nublados, porque la radiación es muy alta. Bebe sólo agua embotellada, pela las frutas y vigila las ensaladas.

Seguridad. A diferencia de otras partes de Ecuador, las Galápagos son un destino muy seguro.

CÓMO MOVERSE

Existen dos formas de visitar las islas. La más económica es alojarse unos días en Puerto Ayora, en la isla de Santa Cruz, donde se encuentran las mejores infraestructuras. Desde allí parten excursiones en barco a las islas más cercanas: North Seymour, Plazas y Santa Fe, donde hay importantes colonias de leones marinos y otros animales.

La segunda forma, y la más recomendable para ver lo mejor de Galápagos, es embarcarse en un crucero. Aunque más cara, es la única forma de acceder a las islas más remotas, con más animales, y a los paisajes y playas más espectaculares. Los barcos suelen navegar de noche y cada mañana despiertas en una isla distinta. Estos cruceros incluyen el equipo de snorkel, lo que permite explorar los impresionantes fondos marinos. Ten en cuenta que el número de embarcaciones autorizadas es limitado, así que reserva con antelación.

Encontrarás todo tipo de cruceros en:

http://www.galapaguide.com/cruceros_galapagos.html

http://www.galapagosislands.com/cruceros-galapagos/cruceros-a-galapagos.html

 

IMPORTANTE: El turismo ha alterado y mucho el delicado equilibrio ecológico de las islas. Trata de reducir al mínimo tu impacto y respeta las normas del Parque Nacional Galápagos, como no salir nunca de los senderos marcados e ir siempre acompañado por un guía cualificado.

DÓNDE DORMIR

Aunque la mayoría de visitantes de las Galápagos lo hacen a bordo de un crucero, si dispones de tiempo, alarga tus vacaciones y pasa unos días en Puerto Ayora, en la isla de Santa Cruz. Es el principal núcleo urbano de las islas y donde se encuentran las mejores infraestructuras turísticas. Además de disfrutar de la vida pausada y alegre de los galapagueños, en Puerto Ayora puedes visitar la Estación Charles Darwin, la Reserva de Tortugas, donde viven los últimos galápagos en su hábitat natural y la Grieta de los Tiburones, donde puedes nadar entre inofensivos tiburones.

Otras islas que ofrecen alojamiento son San Cristobal, Isabela y Floreana.

Encontrarás una amplia selección de alojamientos en www.galapaguide.com/alojamiento_hoteles_islas_galapagos.htm

En Santa Cruz no es raro ver a los leones marinos compartiendo su espacio con los humanos.

DÓNDE COMER

Todos los cruceros incluyen tres comidas diarias a base de cocina internacional, pero si te quedas unos días en Puerto Ayora aprovecha para probar la cocina galapagueña, conocida por sus excelentes pescados y mariscos. También encontrarás platos típicos de la costa ecuatoriana, como el ceviche (camarones marinados en limón) y el encebollado (deliciosa sopa de pescado).

Algunos de los mejores restaurantes de las islas se encuentran en Puerto Ayora. La Garrapata es famoso por sus exquisitos mariscos. Salvavidas se ha especializado en langosta y pulpo. Para probar la cocina ecuatoriana ve a El Fogón. Y para vegetarianos, la mejor opción es El Capricho.

QUÉ COMPRAR

En Puerto Ayora vive una importante comunidad de artistas que, inspirados en la naturaleza de las islas, han creado originales pinturas, tallas de madera, joyas, etc. que no encontrarás en ningún otro lugar.

Las camisetas también son un suvenir muy popular. Recuerda que si las compras en la fundación Darwin, parte del dinero se destina a la investigación.

Si te gusta el café, en Galápagos producen uno delicioso, de cultivo orgánico y con un sabor único debido a la tierra volcánica.

MAS INFORMACIÓN

www.galapaguide.com/islas_galapagos_index.html

www.galapagos-islands-tourguide.com/islas-galapagos.html

www.galapagosislands.com/index_es.html

www.darwinfoundation.org  Programas de conservación de la Fundación Charles Darwin