Praga tiene mucho que ofrecer, tanto a mayores como a niños. Una vez visites República Checa y Praga, querrás, como es natural, visitar todos aquellos lugares que lucen tan bellos en las fotos de Instagram, tales como el Puente de Carlos con el Castillo de Praga en el fondo o el panorama de la Ciudad Vieja con numerosas torres. Sucede que los niños, en su mayoría, no aprecian estos lugares, preferirían jugar en alguna cancha de juego o visitar el parque zoológico. ¡Eso no importa! Te ofrecemos 12 ideas para hacer excursiones con niños en Praga, independientemente del estado de tiempo.

Parque zoológico de Praga

Estando en Praga, todos los niños apreciarán el ZOO de Praga. El parque zoológico se extiende en un precioso y variado terreno a lo largo del río Moldava. ¿Sabías que el zoológico praguense es evaluado regularmente en encuestas individuales como uno de los diez mejores zoológicos del mundo? El Pabellón de Darwin fue abierto recientemente y presenta animales de Australia y Tasmania. Cuatro diablos de Tasmania, o sea los Demonios de Tasmania, son una rareza total. No tengas miedo, son unos animalitos muy graciosos. Aquí podrás ver prácticamente todos los animales que puedas imaginarte, en su entorno más auténtico posible. Seguramente pasarás aquí el día completo.

Bicicletas acuáticas en Moldava

En Slovanský ostrov (Isla Eslava) en el río Moldava, cerca del Teatro Nacional, encontrarás la mayor concentración de puntos de alquiler de balsas y bicis acuáticas.¿Deseas pasear una hora por el río? Entonces debes venir a este lugar. Claro, no te dejarán montar con bebés o niños muy pequeñitos, pero, seguro que sí con niños de edad escolar. ¡Renta una bici acuática y disfruta de vistas espectaculares a Praga, desde una perspectiva absolutamente nueva! Te garantizamos que los niños estarán encantados.

Parque Ladronka

El Parque Ladronka no está en el centro de la ciudad, como por ejemplo el popular parque Stromovka. Ladronka, sin embargo, tiene un rasgo específico. El parque ofrece las mejores condiciones para patinaje in-line en toda Praga. Alrededor del parque se extiende un camino asfaltado de varios kilómetros que se utiliza solo para patinar in-line. Quizás no traigas tus patines a Praga, pero no importa, puedes aprovechar la oferta del punto de alquiler de patines que se encuentra casi en el centro del parque, en la antigua granja Ladronka que dio el nombre al parque.

Reino de Ferrocarriles

¿Eres aficionado a los modelos de trenes, tú o tus hijos? Si es así, ven a disfrutar del magnífico mundo pequeño del Reino de ferrocarriles. Se encuentra en el barrioSmíchov, muy cerca de la estación de metro Anděl. Aquí podrás ver centenares de metros de líneas ferroviarias, decenas de modelos de trenes, modelos de coches que se dan preferencia en los cruces, modelos de obras importantes y lugares destacados de la República Checa, vivirás el singular momento entre el día y la noche. Podrás ver el modelo gigantesco de Praga. Verás que hasta niños y padres no tan aficionados a la técnica se sentirán encantados.

Cuando está lloviendo…

Museos praguenses para niños y niñas

Recomendar un museo a una familia con niños es algo bastante complicado. No obstante, los museos que te recomendaremos son totalmente diferentes y muy apropiados para niños. El Museo Técnico Nacional en Letná les encantará a los niños y a los mayores también. La parte más popular del mismo es la nave de transporte donde podrás ver automóviles checos y extranjeros, trenes, aviones y otros equipos técnicos grandes. Aquí verás, por ejemplo, el primer automóvil fabricado en el territorio checo NW Präsident del año 1898. Hay muchas otras cosas más. Al lado del museo encontrarás un edificio que es prácticamente idéntico: el Museo Nacional de Agricultura. Allí conocerás todo sobre el paisaje checo, la cinegética y la pesca tradicional. La parte más interesante es la terraza – mirador en el techo que ofrece unpanorama de Praga. ¿Eres amante de trucos y animaciones cinematográficas? No olvides visitar el Museo de Karel Zeman debajo del Puente de Carlos. Aquí los niños podrán montar la máquina voladora, pasear en la Luna del famoso Barón de Münchhausen y descubrir el misterio de algunos trucos cinematográficos especiales.

Planetario de Praga

Cuando llueve o las nubes o el smog luminoso de la ciudad ocultan las estrellas, es el momento propicio para visitar el planetario de Praga para conocer la magnitud del Cosmos. El planetario se encuentra cerca del parque Stromovka. ¡La resolución de la „pantalla“, mejor dicho de la cúpula de 23 m, es una de las más grandes en Europa! Por lo tanto, el cielo estelar aquí es muy real. No importa si hay luz u oscuridad, si hace sol o llueve, el cielo nocturno o las películas proyectadas en la cúpula siempre están disponibles.

Zoológico Mundo Marino

Cerca del Planetario encontrarás también el Mundo Marino. Aquí se pueden ver mantas, tiburones y peces coralinos. Los niños se sentirán encantados con la cueva coralina de 25 metros de largo con acuarios integrados en la roca y una serie de otros acuarios donde habitan peces de mar y de agua dulce, así como otros animales. La exposición incluye también un inmenso depósito transparente con la capacidad de 27.000 litros de agua dulce. En este depósito viven peces grandes de ríos sudamericanos, así como otros animales provenientes de las afluencias del Amazonas.

Canchas de juego

Pero la vida no es solo conocer cosas nuevas. Sobre todo en lo que respecta a los niños. ¿A dónde puedes llevarlos a jugar? Aquí te ofrecemos varias ideas. La primera opción es el Jardín Franciscano (Fantiškánská zahrada) que se extiende justo en el centro de Praga, cerca de la Plaza de Wenceslao. Es un oasis de calma situado en una parte ruidosa de la metrópoli, con venta de helado tras la esquina y una cancha con elementos de juego para niños. No olvides pasar por el parque grande que se extiende en la colina de Petřín. Al pie de esta colina encontrarás otra cancha perfectamente equipada. Si tus hijos desean más adrenalina, puedes salir a explorar el huerto frutal, el bosque con laguitos, y subir a la cima de la colina hasta el mirador o visitar ellaberinto de espejos. ¡Praga está a tus pies! Hace poco tiempo se llevó a cabo la reconstrucción de las canchas en una de las islas en el río Moldava cuyo nombre es muy propicio:la Isla de los niños. Al final, si deseas alejarte un poco del centro de la ciudad, dirígete al recinto Hvězda que se extiende cerca del Monasterio de Břevnov. Aquí no solo encontrarás varias canchas nuevas sino también un riachuelo que parece como si fuese creado para que los niños jueguen en él. ¿Quieres poner a navegar barquitos de corteza contra la corriente? En caso que sí, los barquitos llegarán hasta el nuevo estanque Terezka donde los niños podrán mojar sus pies cansaditos en el verano más caluroso. Prueba y ya verás.