La costa occidental bañada por el mar Mediterráneo es la entrada aérea a Israel. El aeropuerto de David Ben Gurion –padre de la patria que declaró la Independencia del estado de Israel aquel 14 de mayo de 1948- abre las puertas de una ciudad moderna como Tel Aviv, situada en la desembocadura del río Yarkon y la más grande del país.

Opera

Opera

Yarkon Park

Yarkon Park

Metropoli mediterránea, Tel Aviv (colina de primavera, en hebreo) es rica en playas, paseos marítimos, grandes avenidas con edificios de apartamentos de estilo europeo. Sus cafés y restaurantes judíos, árabes, armenios, turcos, internacionales, dan el toque de encanto  a una ciudad nacida en 1909 que prácticamente carece de ruinas como las que pueden hallarse en el resto de rincones de Iasrael.

Playa de Tel Aviv

Playa de Tel Aviv

Cafés y restaurantes abarrotan una ciudad que es puro divertimento

Cafés y restaurantes abarrotan una ciudad que es puro divertimento

Vista aérea de un sector de la ciudad

Vista aérea de un sector de la ciudad

De hecho, esta ciudad cosmopolita es fruto de la unión con Jaffa (hermosa, en hebreo), una de las ciudades más antiguas del mundo. Cuenta la historia que fue en este lugar donde el hijo menor de Noé, Jafet, encontró una colina tranquila con vistas a la bahía donde residir. Reconstruida en 1963, Jaffa ha sabido mantener el sabor de lo oriental con una variedad de razas originarias de Europa  y el norte de África. Su viejo puerto de pescadores se convierte al atardecer en un pequeño hervidero en el que se ponen a la venta las especies sustraídas al mar.

Jaffa

Jaffa

Jaffa

Jaffa

El café Aladín  es un observatorio privilegiado desde el que contemplarla preciosa bahía de Jaffa y una parte de Tel Aviv.

Bahía de Jaffa

Bahía de Jaffa

Para conocer con detalle la historia, las normas que rigen las creencias de judaísmo, la vida religiosa, la cultura, las grandes migraciones de este pueblo, se hace imprescindible la visita al Museo de la Diáspora Judía, situado dn el Campus de la Universidad.

Museo Diáspora Judía

Museo Diáspora Judía

Museio de Arte

Museo de Arte

Tel Aviv está a 60 kilómetros escasos de Jerusalén. Sin embargo, las diferencias entre una y otra son abismales. En Tel Aviv, por ejemplo, la gente es mucho más amable y las noches son muy divertidas;  se alargan hasta bien entrada la noche en bares y discotecas de diseño. Y eso por no hablar de religión: Jerusalén es el epicentro religioso del país; Tel Aviv “vive” la religión muy, muy lejos…

Tel Aviv ofrece una vida nocturna muy divertida

Tel Aviv ofrece una vida nocturna muy divertida

VISITAS INELUDIBLES

La playa y la atmósfera de los cafés y restaurantes  son algunos de sus principales atractivos, además del Museo de la Diáspora, los mercados, y la antigua ciudad de Jaffa. De hecho Jaffa ya es un barrio de la ciudad, que la ha absorbido en sus tentáculos modernos. También es interesante el Museo de Arte y la peculiar arquitectura de la conocida “Ciudad Blanca”, Patrimonio de la Humanidad.

EN LOS ALREDEDORES

Muy cerca de Tel Aviv, 35 kilómetros al norte, la carretera serpentea por el litoral mediterráneo y conduce a las ruinas de Cesárea. Cesárea es uno de los enclaves arqueológicos más importantes de todo Israel, en su tiempo uno de los puertos más importantes del Imperio Romano.

OCIO Y DIVERSIÓN

Tel Aviv es el centro nacional de la vida nocturna y del ocio, y está llena de clubs nocturnos con música de todo tipo, espectáculos de danza, restaurantes, pubs, cafés, discotecas, cafés,  y salas de conciertos

http://www.goisrael.es/Tourism_Spa/Articles/Attractions/Paginas/Night%20life%20in%20Tel%20Aviv.aspx

DÓNDE DORMIR

No hay problemas de alojamiento. Muy al contrario. Los turistas que llegan a Tel Aviv pueden alojarse en cualquiera de los numerosos hoteles, casas de huéspedes y albergues juveniles que salpican la ciudad y que ofrecen desde habitaciones de lujo hasta alojamientos más sencillos y agradables.

MÁS INFORMACIÓN

www.goisrael.es

Texto de Angel Mas; Fotos cedidas por el Ministerio de Turismo de Israel