Miro por la ventanilla del 777 de Alitalia y veo pasar las impresionantes cumbres de los Andes. Han transcurrido más de 14 horas desde que salimos de Madrid y estamos a punto de aterrizar en Santiago de Chile.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desde Santiago volamos a La Serena, la capital de la región chilena de Coquimbo. Mucha gente se sorprende. ¿Coquimbo? ¿Qué hay en Coquimbo? ¿Porqué Coquimbo?

La región de Coquimbo es única en el mundo. Se encuentra rodeada y protegida por los gigantes de Atacama, el desierto más árido del mundo; el Aconcagua, la montaña más alta de América; el Pacífico, el océano más grande del planeta; y los Andes la cadena montañosa más larga de la Tierra.  Su naturaleza, explorada y conectada por hermosos valles nutridos por sus ríos nacidos de la nieve andina y suelos de infinitos minerales, desembocan al océano Pacífico, entre hermosas playas, islas y bahías de aguas cristalinas donde la iluminada atmósfera y sus noches estrelladas conectan a sus habitantes y a los visitantes con el centro de la Vía Láctea.

Observatorio Astronomico de Collawara

Observatorio Astronomico de Collawara

Y este es el motivo principal de nuestro viaje. Vamos a conocer una de las regiones donde se encuentran los mejores cielos del planeta, y donde la observación de las estrellas se convierte en algo muy especial. Por eso los Observatorios Astronómicos más importantes  han elegido esta región para instalar los más grandes y asombrosos telescopios que el hombre ha podido construir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Serena es uno de los destinos turísticos más importantes del país.  Destaca su centro histórico con una arquitectura neocolonial caracterizada por sus balcones, pequeñas plazas e Iglesias de piedra de varios siglos de antigüedad y sus extensas playas.

Fundada en 1544 por el capitán Francisco de Aguirre siguiendo las órdenes del Conquistador español Pedro de Valdivia,  es la segunda ciudad más antigua de Chile, tras la capital del país, Santiago.

Abandonamos La Serena. Atravesamos el Valle del Elqui, siguiendo el curso del río que da nombre al valle. Nos dirigimos al pintoresco pueblo de El Molle. Según llega la noche,  el cielo nos regala con uno de los espectáculos más increíbles.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Al día siguiente, dirigimos nuestros pasos hacia el Parque Nacional Fray Jorge,  en la Provincia de Limarí, cerca de la ciudad de Ovalle. Fue creado en 1941, con el fin de preservar uno de los ecosistemas más exclusivos de Chile.

Parque Nacional Fray Jorge

Parque Nacional Fray Jorge

En 1977 fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. Gracias a la ausencia de contaminación lumínica el parque ha sido el primer lugar de Sudamérica en recibir el Certificado Starlight, que le acredita como uno de los mejores sitios para disfrutar del cielo nocturno. Continuamos ruta hacia los viñedos del Valle  del Limarí y donde visitamos las bodegas de Viña Tabali.  El Valle de Limarí es uno de los valles más prometedores del país. Ubicado en el norte de Chile, la proximidad con el desierto de Atacama, la cercanía con el Océano Pacífico y sus suelos calcáreos dan origen a un terreno excepcional y único para la elaboración de vinos de alta calidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Junto a la bodega se encuentra el Valle del Encanto, un valle o quebrada que destaca por sus importantes vestigios prehistóricos, con profusión de dibujos y petroglifos con interesantes representaciones humanas que han dado lugar a una gran diversidad de interpretaciones, incluidas las teorías de seres visitantes de otros planetas.

Valle del Encanto

Valle del Encanto

De regreso al Hotel hacemos una parada en el nacimiento del río Elqui  considerado por muchas personas como un lugar importante para la regeneración mental y espiritual por la energía que se genera en el valle. Esto ha originado que se hayan establecido comunas filosóficas y de meditación, donde acuden personas de todo el mundo. De noche, junto al río disfrutamos de otra fantástica noche de estrellas… aparece la nebulosa de Magallanes.

Via Lactea. Rio Elqui

Vía Láctea. Río Elqui

Seguimos nuestra ruta. Esta vez hacia Combarbalá, pequeña ciudad a 180 km de La Serena. Nuestro destino es visitar y conocer el Observatorio Astronómico Cruz del Sur, considerado como el complejo de Astro-Turismo más grande de Sudamérica. El observatorio cuenta con 4 cúpulas de observación dispuestas en cruz, de igual modo que la constelación que da su nombre. El complejo cuenta con una interesante sala de exposiciones, donde se recibe a los visitantes, y una sala multimedia con una bóveda semi-esférica que funciona como planetario y sala de conferencias. Y en el exterior dispone de un anfiteatro al aire libre con capacidad de 200 personas, ideal para las charlas y visitas nocturnas.

Observatorio Cruz del Sur

Observatorio Cruz del Sur

Observatorio Cruz del Sur

Observatorio Cruz del Sur

Tras una intensa sesión astronómica, nos fuimos a descansar a la Hacienda Juntas, un acogedor hotel que conserva su noble pasado colonial aunque está destinado al turismo rural con todas las comodidades modernas.

Hacienda Juntas

Hacienda Juntas

La siguiente parada nos lleva cumplir con otro de los objetivos del viaje: el Observatorio del Cerro Tololo. Se trata de uno de los más antiguos e importantes del mundo y se encuentra a más de 2000 metros de altitud, aislado de cualquier tipo de contaminación luminosa.

Observatorio de Cerro Tololo

Observatorio de Cerro Tololo

El Observatorio Tololo está compuesto por 7 cúpulas de observación, de las cuales 5 siguen en funcionamiento. El complejo está operado por la Association of Universities for Research in Astronomy, AURA, consorcio de universidades privadas estadounidenses en colaboración con la National Optical Astronomy Observatories, NOAO, bajo convenio con la National Science Foundation y la Universidad de Chile.

Nos vamos a Vicuña. Hoy comenzamos el nuevo día con fuerza, no podemos dejar de hablar sobre nuestra visita al Observatorio Tololo, sin embargo éste también será un día intenso. Volvemos nuestro pasos hacia Vicuña, atravesando el valle del Río Elqui y sus viñedos y desde allí nos encaminamos por una preciosa carretera de montaña, donde vamos vislumbrando las increíbles cimas de los Andes, que van haciendo su aparición por el horizonte. Nuestro destino es hacia el Valle del Río Hurtado, donde se encuentra la Hacienda Los Andes, elegida recientemente como la atracción con mayor valor turístico de Chile. Y no es para menos: desde aquí se ofrecen paseos por la región a caballo, hasta llegar a las faldas de las grandes montañas, excursiones en 4×4;  y cuando llega la noche, la hacienda cobra gran importancia, pues es uno de los más importantes destinos de Turismo Astronómico.

Hacienda Los Andes

Hacienda Los Andes

Seguimos ruta, esta vez hacia el cerro Pachón. Este Telescopio tiene un “gemelo” en Hawái y entre los 2 pueden cubrir casi todo el Universo observable desde la Tierra. Para llegar a este telescopio hay que subir hasta la cima del cerro, a 2700 m de altura. De cerca, el telescopio impresiona: su cúpula se abre en casi su totalidad, permitiendo así igualar la temperatura del interior con la exterior.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tras de una gran jornada astronómica, nos dirigimos hacia el norte, hacia la frontera de la región de Coquimbo con la región de Atacama. Siguiendo la ruta paralela a la Costa Norte nos acercamos al Observatorio de La Silla, uno de los complejos astronómicos más grandes del mundo con 18 telescopios.

La ruta de las estrellas conduce hacia los gigantes del Universo

La ruta de las estrellas conduce hacia los gigantes del Universo

La Silla esta operada por la ESO, el Observatorio Europeo Austral, y es la organización intergubernamental de ciencia y tecnología más importante en el campo de la Astronomía. El Telescopio ESO, de 3,6 metros de espejo primario, alberga hoy al buscador de planetas extrasolares más importante del mundo.

Observatorio de La Silla

Observatorio de La Silla

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pasear por sus instalaciones es el sueño de cualquier aficionado a la astronomía; observar, entrar en las cúpulas y ver los telescopios desde donde se han realizado alguna de las observaciones y descubrimientos más importantes de los últimos años.

Nuestra última tarde para acercarnos al Observatorio Turístico de Collowara, donde llegamos ya de noche. A 1.300 metros sobre el nivel del mar, en la cima del cerro Churqui, en una zona reconocida por la comunidad astronómica mundial por poseer los mejores cielos para la observación astronómica.

Al llegar no me lo podía creer, los cielos de Chile nos despedían con una noche de espectacular claridad. Era tal la intensidad de las estrellas de la Vía Láctea que podíamos movernos con absoluta seguridad, sólo iluminados con la luz de los astros. Entonces disfrutamos de la Cruz del Sur, de la Vía Láctea, de Nebulosas, de Magallanes…

El tiempo se consumía, entre fotos y vídeos. Una fantástica despedida para un viaje a la Serena, la capital mundial de la Astronomía.

MÁS INFORMACIÓN. www.chile.travel

 

 

 

 

 

 

 

 

– Observatorio Turistico de Collawara www.collowara.cl