Saltar al contenido principal

Jerusalén, Israel: ¡SHALOM!

«Ciudad Santa» por excelencia no existe ninguna otra en el mundo tan obsesionada con Dios. La religión rige y controla todos los instantes de la vida de la población, ya sean hebreos, cristianos o musulmanes, las tres religiones monoteístas más importantes de la Tierra.