Costa Rica se ha convertido en uno de los destinos favoritos para practicar el surf a nivel mundial por el fácil acceso a sus océanos y la variedad de categorías de surf que se pueden practicar