Se trata de una coqueta villa alpina y la más majestuosa puerta de entrada al glaciar Aletsch.