Como cada año, una alegría muy especial invade la ciudad alemana de Munich durante las últimas semanas del mes de septiembre y la primera de octubre. Los preparativos están a punto. Una gran fiesta va a comenzar.

Varios centenares de años han sido testigos en la ciudad de Munich de una grandiosa y fiel tradición: La Fiesta Mundial de la Cerveza, más conocida como: El “Oktoberfest”. Como cada año, el buen mecanismo organizativo de esta bella urbe, situada al sur de Alemania, volverá a abrir sus puertas para celebrar una de las mayores concentraciones del mundo. Esta vez, se espera que acudan algo más de 8 millones de visitantes, donde el principal protagonista de la Fiesta no será otra que la cerveza.

La «rubia fresca» será saciada por millones de aficionados, durante los dieciséis días que durará el “Oktoberfest”. La entrada al Oktoberfest, y dentro de todos los pabellones, es absolutamente gratuita.

Los muniquenses calculan que en esta nueva edición de 2011, que comienza el día 17 de septiembre y que finalizará el 3 de octubre, se consumirán algo más de 7,5 millones de litros de cerveza, poco más de 250.000 salchichas, unos 600.000 pollos asados y cerca de 30.000 kilos de pescado.
La ciudad de Munich, representada por una gran mayoría de sus habitantes, vuelve a sentir la alegría que habían dejado dormida durante todo un año.

LAS COMPAÑÍAS CERVECERAS COMPITEN AMISTOSAMENTE

Para comprender la razón de ser de esta fiesta hay que tener en cuenta que la gente del Estado Libre de Baviera, además de expertos en la elaboración de una de las bebidas más refrescantes del mundo, son unos grandes consumidores de este preciado líquido. Empresas cerveceras mundialmente famosas como Loewenbräu, Spaten o Hofbräu, tienen su sede en Munich.

Cada año compiten durante el “Oktoberfest”, para demostrar quién es el más fuerte, en cuanto a producción y cifras de ventas se refiere, y quién presentará la mejor decoración de sus carrozas en el desfile inaugural.

Todas las cervecerías, los «pubs» e incluso las tabernas (Weinstuben), están abarrotadas durante el “Oktoberfest”. La gente entra y sale a empujones de estos establecimientos, pero siempre con el buen humor que caracteriza a los bávaros. El enfado y el mal humor no compaginan con la Fiesta.

LA REINA DE LAS TABERNAS

Uno de los lugares más visitado durante esta manifestación es una vieja fábrica de cerveza, hoy cervecería «HB» (Hofbräuhaus), la más antigua de la corte, y la más grande y famosa de la ciudad. Fue fundada en 159  por Guillermo V, Duque de Baviera. Inmensa, vieja, pero con un encanto especial, la «Hofbräuhaus» reúne todos los condicionantes para ser el «Rey de las Tabernas Alemanas». Aquí, la gente habla, come, bebe, baila y canta, sobre todo canta: (Kom, geb’mir deine, hand, für heute feiern wir….). Los visitantes que llegan hasta el «Rey de las Tabernas», se unirán en un coro homogéneo con los propios nativos de Munich, entonando las más alegres canciones de esa bella región.

ELEGANTES CARROZAS RECORREN LA CIUDAD

Las dos semanas largas que dura el “Oktoberfest”, serán agotadoras. Estos días irán acompañados de fiestas continúas y de alegrías desbordantes. La inauguración de dicha fiesta, el día 17 de septiembre, a las 12 horas del mediodía, estará rodeada por una pequeña ceremonia llevada a cabo por el alcalde de la ciudad. Pero antes de que llegue ese momento culminante, algunas calles de Munich serán el escenario de una inmensa cabalgata de carrozas «cerveceras», que comenzará dos horas antes para finalizar a mediodía, momento este en el que quedará inaugurada la nueva edición del “Oktoberfest”.

Grandes marcas de cerveza tendrán ahora la oportunidad de mostrar su esplendor. A la cabeza de la cabalgata siempre acostumbra a ir el dueño de alguna de las compañías más famosas junto con su familia, o el director de la marca de cerveza en cuestión. Las carrozas suelen ser siempre muy discretas y elegantes, aunque seguramente lo que nos llame más la atención sean los magníficos caballos percherones que estarán arrastrando dichos medios de transporte, y que irán decorados también con los colores y emblemas de las diferentes compañías participantes.

La familia «cervecera» saludará al público amistosamente. Arrojará flores, banderines y caramelos a quienes se encuentren observando la cabalgata de inauguración. La gente, también responderá al saludo aplaudiendo. Los niños se aproximarán a las carrozas con el fin de llenarse los bolsillos de golosinas y recuerdos de esta hermosa fiesta. Y así pasarán sucesivamente todas las grandes marcas de cerveza que estarán presentes en el “Oktoberfest”.

Dicha cabalgata será amenizada con música tocada por grupos regionales, vestidos con trajes típicos, quienes interpretarán las melodías más conocidas de esta ciudad. El público, animado, tarareará y cantará las canciones que conozca a medida que pasen, hasta que no quede ninguno más por desfilar. Por cierto, no olvidemos que durante estos días también se podrá ver otro tipo de espectáculos: músicos varios, mimos, vendedores ambulantes, coros, bandas musicales, acróbatas, y un largo etcétera de artistas callejeros, salpicarán las calles de la ciudad de Munich.

AL MEDIODIA SUENA EL CHUPINAZO

El último en desfilar siempre ha sido el anfitrión de la Fiesta Mundial de la Cerveza, el alcalde de la ciudad. Cuando éste llega al Theresienwiese (el recinto ferial donde se encuentran todas las carpas y pabellones de las marcas de cerveza), las carrozas estarán esperando ya a las puertas de la entrada de los respectivos pabellones. Todos querrán ansiosamente que el anfitrión inaugure, con unas breves palabras, este “Oktoberfest” de 2011. A las 12 en punto, con el estruendo de los cañonazos, se abrirán las puertas de todos los locales, incluidas las grandes carpas, y es a partir de ese momento cuando comienza la Fiesta.

¡Que aproveche!

Guia del viajero:

CÓMO LLEGAR
Iberia (www.iberia.com) y Lufthansa (www.lufthansa.com) vuelan hasta Munich. Algunas agencias de viajes organizan programas durante los días del “Oktoberfest”. Para conocer cuales son las que han programado este destino durante esas fechas nada mejor que contactar con la Oficina de Turismo de Alemania en Madrid (Tel: + 34 914 293 551), www.turismodealemania.com ,quienes además nos informarán y ayudarán en lo que precisemos.

DÓNDE COMER
El mejor lugar para saborear y degustar la gastronomía de esta región del sur de Alemania es en las propias casas de los bávaros, así como en algunos de los mejores restaurantes de la ciudad. Durante los días del “Oktoberfest”, seguramente que probaremos el pollo en todas sus versiones, el asado de cerdo con albóndigas, el pescado a la parrilla, y el «wurst», la tradicional salchicha blanca bávara, la cual se llega a consumir por toneladas.  Por supuesto, todo ello acompañado de rábanos (Radis) y de panecillos salados (Bren`z). La mayoría de este tipo de comida es posible conseguirla en algunos lugares de la ciudad, y en el propio recinto de la Feria.

A TENER EN CUENTA
El “Oktoberfest” comienza el día 17 de septiembre y finaliza el 3 de octubre. Dentro del recinto también hay atracciones para los más pequeños, que estarán abiertas todos los días, a partir de las 10:30 de la mañana. El precio del litro de cerveza, durante estos días, costará entre 8,0 € y 8,60 €. También se puede beber en todos los lugares la cerveza sin alcohol. Los domingos y festivos, las carpas y pabellones de la feria estarán abiertos desde las 9:00 horas hasta las 23:00 horas. Se dejará de servir cerveza a las 22:30 horas, y la música dejará de tocar a las 22:45 horas.

MÁS INFORMACIÓN
Oficina de Turismo de Alemania (
www.germany.travel)

 

Fotografo:

Rafael Calvete

leer más