Navega hacia la calma y la belleza del archipiélago balear en ferry de Baleària. Entre ellas, Formentera, conectada directamente desde Dénia. Un lugar desde donde todo está cerca y donde el tiempo se detiene.

Playas vírgenes de arena blanca con dunas, aguas azul turquesa, paz, silencio,  pesca, buceo y un sinfín de palabras definen el destino Formentera, donde hemos viajado gracias a Baleària, la única naviera que conecta las cuatro islas Baleares entre sí y con la península, además de ser también la única que enlaza en temporada alta diariamente la península con Formentera con el fast ferry Ramón Llull en dos horas y media.

Cuando desembarcas en el puerto de Sa Savina en Formentera de entrada, la isla me hizo el efecto de haber llegado a lo que muchos describiríamos como el paraíso que siempre hemos soñado. La isla se puede recorrer en bicicleta, en tu propio vehículo si lo embarcas o bien en moto debido a su pequeñas dimensiones.

A pesar de la invasión turística que sufre en verano  y de lo que se ha construido en los últimos años  sigue inspirando serenidad, paz y felicidad. Basta detenerse en una de las playas de Migjorn o contemplar una puesta de sol desde un chiringuito de la playa de Tramuntana para darse cuenta de que el paraíso soñado sí existe y está en Formentera.

Es una Isla llana, nosotros empezamos la excursión de la isla desde La Mola subiendo la vía Romana hasta la cima (200m) pero desde allí se vislumbra toda la extensión de la pequeña isla. El paraje de La Mola en los años 60 fue el asentamiento preferido de los hippies que llegaron de Estados Unidos refugiándose de la guerra del Vietnam aunque, posteriormente, se asentaron por toda la isla.

A pesar de las oleadas de turistas, yates, coches y motos de alquiler, los italianos y películas como Lucía y el sexo la isla sigue siendo especial y la arquitectura ha quedado   completamente integrada en sus maravillosas playas con dunas.

Hay rutas de senderismo que permiten  andar desde ses salines hasta Ses illetes, viendo las dos playas en ambos lados. Ses illetes i Llevant, con sus chiringuitos perfectamente integrados en el paisaje, invitan a un refresco, una degustación gastronómica local o a ver el espectáculo de la puesta de sol.

Las dos puntas de la isla tienen sus dos faros: el cap de Barbaría y La Mola, a donde puede subirse andando o en bicicleta, llegando a dos acantilados con dos tipos de vegetación muy distintas pero ambas recomendables.

Las Playas que tienen aguas de transparencia inigualable y la arena más pura: fina y clara como la de la larga playa de Mitjorn, en la costa sur; mezclada de restos de conchas en las playas de Illetes y Es Pujols, o es Calio en la punta norte, o de tonos subidos como la de Cala Saona, debido a la tierra rojiza que rodea ese enclave de la costa oeste.

El litoral que va de Es Carnatge a Es Caló ofrece multitud de trampolines rocosos sobre fondos marinos que invitan al buceo.

Las poblaciones como Sant Francesc Xavier, Sant Ferran de ses Roques, es Pujols, es Caló  o El Pilar de La Mola tienen numerosos restaurantes, alojamientos turísticos y tiendas,  muy integrados en el paisaje de la  isla, que invitan a cambiar la naturaleza por la gastronomía local, la ensalada payesa, el pescado o una deliciosa paella.

Cuando regresas de la isla de la calma, lo único que piensas es en el momento para volver.

Las siguientes imágenes hablan por sí solas:

 

CÓMO LLEGAR

El  Fast Ferry Ramón Llull de Baleària enlaza Dénia directamente con  Formentera en 2 horas y media.

También para los que viajan desde Ibiza hay 20 conexiones diarias entre los dos puertos de Ibiza y Formentera.

Baleària te ofrece una amplia selección de rutas para viajes dentro de España al mejor precio.

Deja que el mar te lleve hacia los fantásticos parajes de Ibiza o los rincones con más encanto de la pequeña de las Baleares, Formentera.

Es la única naviera que enlaza en temporada alta la península con Formentera. El buque tiene capacidad para 476 personas y 90 vehículos, una gran ventaja para, una vez en la isla poder recorrerla con tu propio vehículo.

El tiempo de navegación es de dos horas y media realmente pasa sin uno darse cuenta, debido a los muchos servicios que ofrecen a bordo: películas y audiovisuales, bar – cafetería, terraza exterior, etc.

Además tiene butacas adaptadas para las personas con movilidad reducida, permiten jaulas para mascotas y muchas ventajas más que puedes ver en la pagina web.

También para los que viajan desde Ibiza hay 20 conexiones diarias entre los dos puertos de Ibiza y Formentera.

DÓNDE ALOJARSE 

Puedes domir en Can Xicu Castelló (info@canxicucastello.com), una casa tradicional con piscina comunitaria en Sant Ferran. Laura, la propietaria, te hace sentir como en casa.

www.formentera.es