Al Sur de la localidad de Antequera, formando parte del arco calizo de las Sierras Sub-béticas, se encuentra el Paraje Natural del Torcal de Antequera. Es una de las muestras más impresionantes de paisaje cárstico de toda Europa.
La corrosión continuada de la roca caliza ha dado lugar a un modelado muy característico del relieve, formado por extrañas formas que la imaginación popular ha bautizado con nombres como tornillo, macetón, callejones o agrios.
Estas rocas emergieron del fondo marino durante el período Jurásico -hace aproximadamente 150 millones de años-; más tarde, una serie de fracturas generaron grietas (diaclasas) y la erosión posterior por la acción del agua y disolución de las calizas ha producido un verdadero «museo de esculturas naturales».

La naturaleza se ha encargado de estas formaciones rocosas de origen cárstico

La naturaleza se ha encargado de estas formaciones rocosas de origen cárstico

El punto más alto de esta formación montañosa es el llamado Camorro de las Siete Mesas (1.336 metros) situado en El Torcal Alto.
De los distintos itinerarios a pie, uno muy sugerente es la denominada «Ruta Verde» que, convenientemente señalizada, parte del aparcamiento y nos lleva a recorrer, en tres cuartos de hora aproximadamente, los parajes más representativos de la zona.
Una carretera asfaltada nos sitúa, en 3,5 km., en el corazón de El Torcal, donde se encuentra el Centro de Recepción e Interpretación de la Naturaleza, en el que se puede contemplar una exposición sobre los valores naturales y culturales de este paraje, junto con un audiovisual.

Antequera

Antequera

TEMPLOS, IGLESIAS Y PALACIOS
Antequera, capital de la comarca, bien se podría denominar la ciudad de las iglesias y de los conventos; con casi dos docenas de templos. Un vistazo desde la carretera que va hacia El Torcal nos muestra, a la salida de la población, una urbe donde las puntiagudas torres de los templos sobresalen por encima de las blancas casitas y de los esplendidos palacios. Todos ellos vigilados, eso sí, por los restos del castillo árabe que domina la ciudad.

Un castillo árabe custodia las casas blancas de Antequera

Un castillo árabe custodia las casas blancas de Antequera

Esta fortaleza empezó a adquirir importancia desde mediados del siglo XIII, época en que los castellanos redoblaron sus esfuerzos en el camino hacia Granada. Una vez ocupada ésta, la vega de Antequera atraería grandes flujos migratorios de personas dispuestas a trabajar las fértiles tierras, pasado ya el peligro de los ataques musulmanes.
A esta época se debe la fundación, por parte de los Reyes Católicos, de la Colegiata de Santa María la Mayor, a la que siguieron las parroquias de San Sebastián, San Juan Bautista y San Pedro, San Isidro y Santa María de la Esperanza. Al mismo tiempo, las órdenes religiosas comenzaron a fundar los conventos de San Zoilo, San Agustín, El Carmen y la Encarnación.

Iglesia de San Sebastián

Iglesia de San Sebastián

El siglo XVII está marcado por el manierismo y el barroco en cuanto a arquitectura religiosa se refiere. Se construyeron las iglesias de la Trinidad, de Loreto y de Santo Domingo, y se iniciaron las obras de las iglesias de Belén, de San Juan de Dios y de los Remedios.
Entre este siglo y el siguiente se levantó uno de los monumentos más emblemáticos del barroco antequerano: la torre de la Colegiata de San Sebastián, rematada por el popular «Angelorum», que de tan famoso se ha merecido el nombre de un dulce.
En el siglo XIX aún se edificaron una decena de templos más, hasta completar las diecisiete iglesias con que cuenta actualmente la ciudad. Pero Antequera posee, además de todo lo mencionado, una buena muestra de arquitectura civil, con palacetes adornados por iluminados patios interiores. La mayoría de estos palacetes son de propiedad privada, por lo que quedan completamente alejados de las visitas turísticas.

Laguna Fuente De Piedra

Laguna Fuente De Piedra

LAGUNA FUENTE DE PIEDRA

Junto al pueblo de Fuente de Piedra, muy cerca de Antequera, hay unas lagunas famosas por la nidificación anual de una nutrida colonia de flamencos. La mayor de ellas recibe el nombre de Fuente de Piedra y normalmente, si el año ha sido suficientemente lluvioso, unas 15.000 parejas de flamencos inundan con sus colores rosados el agua. La mejor época para observarlos es en primavera, y en Agosto se realiza el anillamiento de los polluelos nacidos en la estación anterior. Las aves llegan en Febrero y ponen un sólo huevo, que incuban durante 29 días. En verano, la laguna se seca y en Septiembre los flamencos emigran a otras tierras.
Existe un Centro de Información cercano al pueblo donde, a través de una exposición y un audiovisual, podemos comprender el origen de este complejo lagunar y las costumbres de los flamencos. Allí hay un mirador y por un camino a pie se pueden recorrer dos kilómetros por el borde de la laguna (es interesante ir provistos de unos prismáticos). También se puede participar en las tareas de anillamiento de los polluelos, para lo cual hay que dirigirse con antelación al Centro y hacer la correspondiente solicitud.

Por Jordi Bastart

CÓMO IR
Desde Antequera, para acercanos al Torcal, debemos tomar la C-3310 hacia Villanueva de la Concepción; un poco antes de llegar a esta población, un desvío nos situará, en 3,5 km., en el mismo Centro de Visitantes.

QUÉ VER
Entre todos los templos, el más importante es la Real Colegiata de Santa María la Mayor, declarada monumento nacional. Otro edificio declarado también monumento nacional es la iglesia de los Remedios, con un retablo barroco en su interior; en la iglesia del Convento del Carmen destacan sus monumentales retablos de mediados del siglo XVIII, la Virgen Gótica (regalo de los Reyes Católicos) y el artesonado mudéjar, lo mismo que el templo del Convento de Santo Domingo, en este caso policromado. Quizá el templo más popular sea el de San Sebastián, ubicado en el centro de la ciudad, justo en el acceso hacia la parte más antigua; la portada es de estilo plateresco y la torre es la más alta de la población. Su interior se puede considerar un auténtico museo de pintura y escultura.
El conjunto dolménico de Menga, Viera y El Romeral está a la entrada de la ciudad viniendo de Archidona, dentro de un recinto. El primero es una galería dolménica de grandes proporciones, fechada en el 2500 a. C; los otros dos son más pequeños y “modernos”: del 2000 a. C. y 1800 a. C. respectivamente.
Otro lugar que merece ser visitado es el Museo Municipal, tanto por el contenido como por la casa solariega del siglo XVIII en la que está instalado. En él hay expuesta una escultura romana del siglo I, “el Efebo”, que junto con la talla de S. Francisco de Asís, de Pedro de Mena, son los tesoros más preciados del museo.
Si interesante es el Arco de Los Gigantes, construido en 1585 y decorado con piezas de la época romana, mucho más lo es la Alcazaba musulmana, desde donde se contempla la ciudad.

DÓNDE DORMIR
Turismo rural
El Canal, en el campo, a 11 km. de Antequera.

Lomas de Tienda, cerca del Torcal, rodeada de olivos, almendros y con piscina.
www.turismorural-eltorcal.com/

En Antequera hay un Parador de Turismo muy bien situado.
La Posada del Torcal es un hotel con encanto entre Villanueva de la Concepción y Joya: grandes camas, restaurante, piscina, y jacuzzi exterior son algunos placeres de este lugar, muy cercano a El Torcal
(Tel. 95 203 11 77).

DÓNDE COMER
La Vega de Antequera surte de buenos productos a la gastronomía de esta región; el más original y conocido es la porra, a base de verduras de la comarca. El pasado árabe ha dejado una repostería de dulces a base de miel y almendras. Destaca el bienmesabe, con crema de almendras sobre bizcocho y cabello de ángel, el mollete, los mantecados y las rosquillas.

En Antequera ciudad, uno de los mejores restaurantes es La Espuela, bajo el tendido de la plaza de toros y decorado con objetos referentes al mundo taurino.
Recomendables son:
Noelia, en la Alameda de Andalucía, a la entrada del pueblo, especialistas en churrasco y solomillo de diferentes formas.
El Angelote (plaza del Coso Viejo) que ofrece platos de la región

MÁS INFORMACIÓN
www.turismo.antequera.es/
www.torcaldeantequera.com/