En www.espirituviajero.com nos hemos puesto en contacto con 10 grandes viajeros y les hemos pedido que nos cuenten cuál es su lugar preferido del planeta.  Aquí, la segunda parte.

Masais en Ngorongoro (Foto Elisabeth R. de las Nieves)

 

LA ALHAMBRA, GRANADA

Cumbre del arte nazarí, la Alhambra es uno de los monumentos más emblemáticos de la arquitectura universal y el más bello palacio árabe del mundo. Mohamed I inició la construcción de la Alhambra, el único edificio medieval árabe que ha llegado intacto hasta nuestros días y tal vez la obra maestra más decisiva del arte morisco.

Los palacios de Al Andalus eran una especie de réplica de las ciudades que los circundaban: patios rectangulares en libre sucesión, con una fuente en el centro y las habitaciones a los lados, de acuerdo con el esquema oriental del iwan (rectángulo abierto por uno de los lados y con el techo en forma de cúpula). La Alhambra no es una excepción. Comparada con otros palacios reales, como Versalles o El Escorial, puede parecer una residencia modesta, pero resulta infinitamente mucho más atractiva gracias a la disposición casual, imprevisible y misteriosa de los edificios, en los cuales vivía una extensa corte de científicos, músicos, poetas y, claro, muchos miembros de la familia real.

www.alhambra-patronato.es

Patio de los Leones (La Alhambra). Foto: Patronato Turismo de Granada

 

SANTORINI, GRECIA

Probablemente es la isla más conocida de las islas griegas. Sin duda, la más griega. Santorini, al sur del mar Egeo, reúne la magia y la exclusividad de la belleza, la emoción de la leyenda y el misterio ante algo tan salvaje como la fuerza de la naturaleza. No es difícil hacerse una pequeña idea de lo que pasó aquí –en la vieja Thera– hace casi 4000 años. Sólo hay que deleitarse observando la amplia laguna que ocupa la antigua caldera del volcán. Hoy, quienes visitan esta bellísima isla de paredes encaladas, cúpulas azulonas y estrechas callejas empinadas hacia el cielo se dejan llevar ante tanta belleza acumulada y se entregan rápidamente al hedonismo y al dolce far niente

http://espirituviajero.com/santorini-grecia/

Santorini. Foto, Oriol Pugés

 

NGORONGORO, TANZANIA

Aquí se vive la auténtica aventura africana. En el cráter del Ngorongoro. Sus21 kilómetrosde diámetro albergan una fauna increíblemente variada. Observar a los animales desde el mismo borde de la caldera de este volcán es uno de los espectáculos más extraordinarios que uno puede vivir. Como si la contemplación de lugar tan fantástico no fuera por sí suficiente, entre las paredes del cráter se escenifica, además, una de las representaciones más bellas del mundo. Se trata del drama milenario entre la vida y la muerte que más de medio centenar de animales salvajes viven días tras días, sin otro ánimo que el de sobrevivir. Por su número y variedad de especies, al Ngorongoro se le puede considerar perfectamente como una moderna Arca de Noé; es el más grande y espectacular zoológico natural que existe en la Tierra.

www.tanzania-web.com/parks/ngorongoro.htm

Caldera del Ngorongoro (Foto, Elisabeth R. de las Nieves)

 

BAHÍA DE HALONG, VIETNAM

Probablemente nos encontremos ante el más bello caos de piedra y agua que la naturaleza ha creado jamás. Más de tres mil islas e islotes de roca caliza configuran, en efecto, un paisaje único que, según la leyenda, fue creado por los coletazos de un grupo de dragones. Navegar por este mágico espacio, sublime, a bordo de un junco, la típica embarcación vietnamita, es una experiencia incomparable, pero es que además es la única forma de llegar a otro de sus grandes atractivos: las grutas que se han ido creado por la acción del agua y el viento. Las hay a cientos y la mayoría ofrecen seductoras caminatas por su interior.

En 1994 la UNESCO declaró este maravilloso caos de la naturaleza Patrimonio de la Humanidad.

http://espirituviajero.com/halong-bay-vietnam/

www.vietnamtorism.com

Bahía de Halong (Foto, Oriol Pugés)

 

MESA VERDE, ESTADOS UNIDOS

Así bautizaron a esta tierra los primeros exploradores españoles, una tierra que en el pasado fue la fortaleza donde se refugiaron los indios Anasazi, los grandes protagonistas de una de las más apasionantes civilizaciones antiguas de América.  Antepasados de las actuales tribus de los indios Pueblo, los Anasazi han vivido durante casi ocho siglos en la región actualmente conocida como Four Corners, las Cuatro Esquinas, allí donde se encuentran Utah, Arizona, Nuevo México y Colorado. Las huellas más antiguas de sus poblados se remontan al siglo XVI. De su paso por ella han quedado numerosos testimonios, los más importantes de los cuales están diseminados por los altiplanos de Mesa Verde, actualmente Parque Nacional.

www.nps.gov/meve

Foto Manel Antoli